12 de agosto de 2022 09:53 AM
Imprimir

Frigorífico San Jacinto faena 450 ovinos por hora

Uruguay : San Jacinto es la principal industria de faena de ovinos del país, cada semana salvo contadas excepciones, lidera el número de animales faenados, pero con capacidad de incrementar el volumen, lo que requeriría mayor producción animal. La faena de ovinos en Uruguay se mantiene estable en torno al millón de animales. “El ovino […]

Uruguay : San Jacinto es la principal industria de faena de ovinos del país, cada semana salvo contadas excepciones, lidera el número de animales faenados, pero con capacidad de incrementar el volumen, lo que requeriría mayor producción animal.

La faena de ovinos en Uruguay se mantiene estable en torno al millón de animales. “El ovino tiene demanda, hay mercado y hoy tener más volumen de materia prima sería potenciar la producción como la industrialización y la venta, tenemos espacio para crecer en lo productivo como en lo industrial con capacidad de faena, dijo a La Mañana el gerente de Haciendas de frigorífico San Jacinto -Nirea- el Ing. Agr. Rodrigo Santos.

Para frigorífico San Jacinto “el ovino es importante” con una facturación que representa, estructuralmente en el entorno al 25 y 30% del total, la actividad se extiende “todo el año” atendiendo el mercado local como exportaciones.

“La planta tienen una buena capacidad de faena, se trabajan 450 animales por hora y tenemos todo el conocimiento para el manejo adecuado y cumplir todas las normas del bienestar animal desde la carga, durante el transporte y también en el manejo de faena”, destacó.

Cordero pesado

La empresa se especializa en el cordero pesado que está en el 80% de los ovinos, buscamos carcasas que esté en el entorno de los 21 kilos, con un mínimo de 13 y un máximo de 24 kilos, corderos bien terminados, con máximo de 12 meses de edad o que no hayan cortado los 2 dientes”. Se faenan “todas las razas y todos los sistemas de producción” con la condición de que “lleguen al peso y la terminación” correctas.

En otras palabras, “podemos faenar desde un cordero Ideal o Merino de 14 o 15 kilos gordo a una raza carnicera con 22 hasta 24 kilos bien terminada. Todo ese tipo de cordero calza bien y las razas de doble propósito siempre han sido la base del volumen y de la calidad del cordero pesado uruguayo”.

San Jacinto representa “el entorno del 30% de faena de razas carniceras o cruzas carniceras”.

Otra faena que “se ha incrementado es la proveniente de compartimentos con un máximo de carcasa de 22 kilos. Esa es una faena que aumenta”, dijo. El frigorífico faena al año unos 30.000 animales de esa procedencia de unos 15 compartimentos diferentes.

Históricamente los ovinos han sufrido del problema que implica faenar en noviembre y diciembre. A fin de año se forma “un cuello de botella por una alta faena concentrada” sobre las fiestas tradicionales, “pero el año pasado logramos resolverlo con algunas modificaciones logramos adaptarnos y hacer un volumen interesante de 80.000 corderos procesados entre noviembre y diciembre”.

Este año serán unos 300.000 ovinos faenados

En Uruguay la faena ovina es estable entorno al millón de animales, de los cuales San Jacinto faena 250.000, “pero este año vamos a estar en los 300.000” estimó. “Hoy tener más volumen de materia prima sería potenciar la producción como la industrialización y la venta, ahí Uruguay tienen espacio para crecer” y la industria tiene capacidad para faenar más.

Sobre los compartimentos, Santos explicó que implican animales producidos en una compartimentación sanitaria, de ahí su nombre, que requiere “una trazabilidad individual y un aislamiento en el campo y también en el frigorífico”.

Al momento de embarcar se deben leer las caravanas, el Ministerio de Ganadería hace un acta que verifica que se cumplió con todas las normas sanitarias estipuladas. El camión dispone de un precinto y al llegar a planta la inspección veterinaria certifica la descarga y que los animales estén en condiciones. Luego de eso comienzan las faenas que “son exclusivas, en el sentido de que el día que hacemos compartimentos no se pueden tener animales de otras procedencias”. Lo mismo en el proceso de despiece, “se hace con entrada y salida cerrada exclusiva para los animales del compartimento”.

Cada raza tiene sus características, para las carniceras San Jacinto tiene “un diferencial de precios” en el cual “fundamentalmente se valorizan las carcasas más pesadas y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y Central Lanera son los que realizan la certificación de calidad en el campo. Es en función de ese informe que se paga un plus de precio por encima del cordero común”.

Algo que San Jacinto tiene evaluado es que “las razas carniceras tienen un rendimiento en el desosado algo superior y permite desestacionalizar porque es un cordero que con 3 o hasta 6 meses ya está pronto para faena, y las pariciones de primavera hacen que esos corderos estén prontos a inicio del año, cuando dejan de estar los corderos doble propósito”, explicó.

Exportaciones

Los destinos de exportación “son variados”, siendo la Unión Europea y Brasil “destinos tradicionales”, pero “durante la pandemia se trabajó mucho con China, y hoy están operativos todos los mercados y Estados Unidos con los producido en compartimento”.

Respecto a los países árabes, Santos dijo se han abastecido “sobre todo de animales adultos, y hoy hay un canal comercial que se mantiene; se está trabajando y se trata de aumentar los volúmenes, es un mercado atractivo en el que se está trabajando”.

Según Uruguay XXI, las exportaciones totales (todos los productos cárnicos ovinos y vacunos) de frigorífico San Jacinto en 2021 fueron por US$ 138,3 millones. Desde 2010 las colocaciones en el exterior superan loa US$ 10 millones con la excepción de 2019 y 2020.

Cuando 5mm detienen la faena

Santos mencionó dificultades logísticas en aquellos departamentos que no permiten el movimiento de camiones cuando llueve.

La medida que el Ing. Santos entiende en cuanto a la necesidad de cuidar los caminos, también es un perjuicio en lo productivo como industrial: “Hay departamentos que cuando caen 5mm ya no dejan transitar camiones y eso dificulta mucho. La carga viva se embarca lo más inmediato posible a la faena” y es contraproducente dejarla en el campo esperando que deje de llover. Eso es un perjuicio para toda la cadena desde la producción hasta la planta: “El animal queda en campo esperando y hay días del año que por las precipitaciones se suspende la actividad”.

A veces los frigoríficos “deben parar su trabajo y eso atenta contra el trabajo de la industria pero también contra el bienestar de los animales”. Es un tema recurrente que “los frigoríficos tengan planificada una faena de determinado volumen pero por una lluvia esos animales no se pueden trasladar. Eso implica que los operarios no puedan hacer su trabajo y pierden horas que no van a cobrar porque no las trabaja. Es un perjuicio para todos”.

Pie de foto o encastre:

“Hoy tener más volumen de materia prima sería potenciar la producción como la industrialización y la venta, tenemos espacio para crecer en lo productivo como en lo industrial con capacidad de faena”.

“Hay departamentos que cuando caen 5mm ya no dejan transitar camiones y eso es un perjuicio para toda la cadena desde la producción hasta la planta”

Publicidad