12 de agosto de 2022 11:49 AM
Imprimir

La oveja siempre se preña bien: hubo un 93% de gestación

Uruguay : Sobre un total de 224.290 ovejas, demostró Taller del INIA

La oveja siempre se preña bien. Si el 2021 fue recordado como el año más mellicero, el 2022 fue aún mejor. Al menos así lo reflejó el 7° Taller de Gestación en Ovinos, organizado por INIA La Estanzuela. Sobre un total de 224.290 ovejas se obtuvo un 93% de preñez, con un 22% de mellizos y 115% de potencial de parición (el año pasado fue 112%).

“Eso es igual o mejor que el año pasado, sobre todo, por el mayor potencial de parición”, destacó a El País Gabriel García Pintos, médico veterinario retirado.

El mayor desafío a esta altura del partido es optimizar la supervivencia de los corderos nacidos, aplicando manejo nutrición y sanitario para incrementar la producción y reflejarlo en los números de la empresa, en momentos en que se precisan más corderos y valen como nunca.

El taller dejó en claro que las ovejas, en un año seco, siempre se comportan bien. A su vez, hay una mano “muy grande” de los productores que aplican cada vez más tecnología, ya sea flushing, revisación de carneros, suplementaciones estratégicas. “El gran dilema que tenemos hoy es cómo salvar todos estos corderos: es el cuello de botella que nos han arrojado los otros talleres, porque el 50% de los corderos que nacen en el país se mueren”, explicó.

Según García Pintos, el 25% de los corderos que nacen se mueren dentro de las primeras 72 horas de vida por hambre y frío. El 25% restante lo hace al destete y/o llegada a destino, es decir, las hembras para reproducción o los machos y hembras refugas a frigorífico gordo.

Es por eso que los productores deben hacer abrigo y una mejor suplementación energética para que las ovejas tengan leche y produzcan más calostro. El abrigo puede ser en forma de paridera, cortina de abrigo, galpón o chapas. “Hacer abrigo es hacer cualquier cosa, pero hacer algo para estar más atento de las pariciones”, dijo.

La segunda parte de las mortandades se da en la recría, en problemas parasitarios de alimentación o bicheras.

Con un stock menor, pero que viene mostrando mejores resultados, la producción ovina aplica cada vez más tecnología y apunta a la calidad, para optimizar el resultado productivo de las empresas. El gran desafío es cómo valorizar la producción con menos animales y para eso, las certificaciones de procesos serán claves.

Luego de alcanzar prácticamente el 80% de las Declaraciones Juradas de DICOSE en formato electrónico, el pasado miércoles, las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca dieron a conocer los datos estimados sobre las existencias en base a esos datos. Los ovinos aumentaron 1%, pese a la alta faena del ejercicio anterior. El total de cabezas es de 6.266.195.

Sobre esto, García Pintos apuntó: “Mucha gente decía que se estaba liquidando el stock con la faena. No fue así. Además, no está la declaración de faena de corderos que también fue récord”.

Además, sostuvo, que esto demuestra la apuesta que hay por el sector ovino. “Se marcó la apuesta de los productores en la especialización de lanas finas o en la utilización de razas carniceras para la producción de carne. Esas fueron las grandes señales del taller”, concluyó.

Fuente: El Pais

Publicidad