14 de agosto de 2022 12:33 PM
Imprimir

Uruguay puede volver a ser Campeón del mundo

Jornada de Hereford demostró que "hay que pensar en grande..." La estabilización en la producción de terneros, el engorde a corral como herramienta de intensificación sustentada en una recría más eficiente y la diversificación y mejor acceso de mercados fueron consenso entre los tres disertantes

Uruguay tiene la oportunidad estratégica de abastecer al mundo de un bien esencial que va a necesitar de aquí hasta el fin de los tiempos: alimentos. Traccionado por la “aspiradora” china y un mundo que valora y paga la seriedad, el compromiso y la calidad de la carne uruguaya, los desafíos parecen crecer, y lo hacen en proporción con las oportunidades. Ese fue el punto clave en la conferencia organizada por la Sociedad Criadores de HerefordValor Agregado Rurales El País.

“Somos de las ganaderías más grandes del mundo y Hereford es de las razas más grandes. Debemos ser fuertes en ambición y deseo”, comenzó diciendo Pablo Caputi, gerente de estrategia del Instituto Nacional de Carnes. “Singapur tiene el tamaño de Montevideo. Si sumo Holanda, Irlanda e Israel, me sigue sobrando espacio. Uruguay no es un país chico, es un país despoblado, por eso alimentamos tanta gente”, agregó.

“Hay un libro de 1951 que habla de aspectos a realizar para tener una ganadería potente: mejorar uso de pasturas, subdividir y llevar el agua, descanso y ocupación de pasturas naturales, cuidado de aftosa, brucelosis y garrapata y mejorar la genética asociada al sistema de cría”, arrancó exponiendo Gonzalo Ducos, director de Agrofocus, “y son cosas que seguimos discutiendo”. Además, “aumentamos en vacas de cría pero no en proporción el número de terneros”, al tiempo que “el entore de 2 años es una realidad en todo el país, tenemos la mayor superficie entre pasturas y verdeos y si bien cuidamos mucho el recurso forrajero máximo que tenemos que son las pasturas naturales, la carne que hoy vale sale de corrales con grano”, añadió, “entonces debemos adaptarnos a ese mix”, dijo el ingeniero agrónomo poniendo énfasis en dejar de hablar de productores agropecuarios y hablar de empresarios. Dentro de este último marco, hay que dar el paso y hablar de negocio de empresa, o de familia con empresa y por ende con visión empresarial. “Debemos cambiar nuestra visión y no sentirnos mal por eso”.

“La cuota 481 y el corral nos mostró otra forma de trabajar, y ya validamos negocios casi iguales al primero”, expuso Federico Baccino, empresario y productor Hereford. “Hoy tenemos un desafío enorme que es que no tenemos novillos grandes, y el objetivo a corto plazo es mejorar mucho la etapa de recría, porque si no, se corta la cadena”, agregó.

Conferencia Hereford.jpg

5×5.

Hoy la tonelada de carne vacuna supera los 5.000 dólares, con gran dependencia de China. Hace un tiempo se hablaba de 4×4, las 400.000 toneladas a 4.000 dólares y pensar en un 5×5 era lejano. “Primero debemos pensar en no retroceder, luego soñar con el siguiente escalón”, dijo Caputi. “Hoy se abre una cuota en Japón y Corea emergencial a raíz de la guerra en Ucrania y Uruguay tal vez no está preparado para tomarla, pero muestra una ventanita de lo que va a ser el futuro”, expresó en referencia a la coyuntura internacional actual. “Nos parece importante el acuerdo Transpacífico porque hay nuevos clientes, y llegamos a donde debemos llegar con el producto preciso. Para jugar en primera división debemos pensar a nivel profesional. Si conseguimos esos accesos arancelarios, tenemos “más canchas para entrenar”. Afirmar el 5×5, asegurar los kilos y hacer cuentas sobre eso”, agregó.

En esta línea de consideraciones, Caputi expresó que la cuota 481 tenía grandes virtudes, pasando desde el arancel 0 que permitía competir bien, hasta planificar con anticipación y pasar precios de colocación para casi todos los cortes. “Europa no nos precisa, por algo hablamos 30 años y no logramos nada. Sanitariamente y en inocuidad Uruguay está muy bien, hay más desafío en los mercados”, dijo el integrante de INAC, quien agregó: “hace poco hablábamos con una investigadora de Nueva Zelanda que es uruguaya y nos comentaba que más allá de los estudios de sostenibilidad, el cliente al final sigue eligiendo por el sabor: quieren carne rica”.

La cría.

Con respecto a la cría, Ducos dijo que “ha tenido señales positivas, pero hay que mirar la evolución en valores reales y constantes: hoy hablamos de un novillo en muy buenos precios y por encima del promedio histórico, el tema es que, si hablamos de un 10% de baja, es mucha plata”, exclamó. “Un ternero de 3 dólares es bueno, pero si miramos los últimos 20 años en gráfica, la señal a la cría no ha sido demasiada y la relación flaco-gordo se ha volcado al invernador en el último tiempo”, dijo el director de Agrofocus.

“Esto se da por la desconfianza de que esto dure, como sucedió con los chinos en 2019”, aportó Baccino. Referido al corral como siguiente eslabón, la cuenta es peligrosa. “Un animal que pasa por el corral, deja 60 u 80 dólares. En un capital que, en promedio, entre que el novillo entra y sale y sumando la comida maneja 1000 dólares, es una rentabilidad del 6% al 8% en tres ciclos”. Por este motivo, con estos montos y volatilidad, una baja del 10%, deja el número en negativo. “La necesidad de capital de giro y la imprevisibilidad hace que se mire la relación flaco-gordo con desconfianza”, sumó.

Es importante compararse con los primeros. “En 2006 fuimos a Australia y el ganadero sabía qué toro usaba en función del producto que buscaba. Estaba segmentado: mercado interno, Japón y Corea y la manufactura a Estados Unidos con acuerdos preferenciales. El comercio ordena la cadena comercial y da previsibilidad”, expresó Caputi. “Nosotros no tenemos tanto riesgo país como en otros lugares, y ese fondeo debería traducirse directamente al sector privado casi de forma inmediata, blindando el negocio y llevándolo a otro nivel”. En función de experiencias pasadas y observación, siempre se aprende. Por eso Caputi enfatizó: “debemos movernos para diversificar, porque debemos cuidar a China pero ellos también deben cuidarnos a nosotros: son relaciones más maduras”.

“Se ha trabajado casi artesanalmente en cómo preñar. Hay grandes lineamientos sobre cómo alcanzar porcentajes altos de preñez sin destetar todo un rodeo precozmente. Existen rotaciones con agricultura y pasturas mucho más potentes, donde si bien el primer año es malo, duran más tiempo que el viejo raigrás o sorgo forrajero. Hay pasturas y verdeos que dan 350 o 400 kilos de carne, pero manejamos otras que dan 500 o 600 kilos. El potencial que nos queda por captar en la recría es grande”, añadió Ducos.

Exportación en pie.

La exportación en pie también estuvo presente. “En Uruguay la sostuvimos abierta en los momentos más difíciles y cuando no había demanda fuerte, siento orgullo de no haber cedido a lo difícil”, dijo Caputi. “Sé que la industria pasó mal y los engordadores también, pero es un piso y una expectativa para el criador. Hay que superar esos miedos del siglo pasado”. En este sentido dijo que es una cadena de “al menos 3 participantes, a veces más”, y valoró el hecho de que la exportación en pie va a estar abierta siempre.

Consultado sobre qué es mejor, si grano o pasto, Caputi fue contundente: “los dos, porque pagan mejor respecto de lo no diferenciado. Si pagan marbling hay que darle lo que piden, si pagan biodiversidad, pastizales y garantías también hay que dárselo”, agregó poniendo el siguiente ejemplo: “a nosotros nos defrauda ir al supermercado y no encontrar lo que buscamos. A Uruguay lo que lo define, es su seriedad”, cerró.

Selección objetiva.

“El consumidor sigue eligiendo por marbling, por terneza, gusto y jugosidad, y Hereford ha trabajado mucho en eso y en los EPDs. Es fantástico saber que determinado novillo comiendo 20% o 30% menos también produce un kilo, y además emiten menos gases de efecto invernadero”, dijo Baccino. “Desde INIA comentaban en la Expo Nacional Hereford que los novillos criados a pasto pero recriados y terminados en corral liberan 30% menos de gases de efecto invernadero. Hay paradigmas que caen y ambientalmente no son como se piensa”, manifestó el productor. Consultado sobre por qué y si es sostenible vender mejor los novillos que Brasil, dijo que sí, y porque tenemos mejores animales. “Tenemos razas británicas como la Hereford que tienen el marbling que el mundo valora”.

Las rotaciones con agricultura también estuvieron presentes en la exposición de Baccino: “el agricultor sigue incluyendo ganadería y mejorándola, pero no corre detrás de los precios, por eso no esperaría grandes cambios. El agricultor es resiliente y las pasó complicadas, por eso ahora busca estabilidad en su sistema y eso lo logra con la diversificación: más cultivos y ganadería”.

Retomando una punta del concepto de corral, Ducos dijo que Marfrig está haciendo una inversión gigantesca en agrandar corrales, y ellos “hacen un Estadio Centenario de novillos de la noche a la mañana y por algo eso. Se le empieza a poner segundos escalones a la ganadería, con ajustes de carga”, agregó.

“Lo ambiental no es opcional ni se viene, ya está. El metano ahora tiene un valor internacional y hay que usarlo con inteligencia seleccionando animales con mejor eficiencia de conversión, que ganen más kilos y reduzcan esa huella ambiental”, agregó Pablo Caputi.

Genética.

Otro aspecto a tocar fue la genética, y Ducos expresó que “cuando se mira la genética hay que ver que hay después, porque si compro el Gran Campeón del Prado pero no come bien y no preña bien, no recría bien, entonces la genética no se expresa y no se ve el fenotipo si el ambiente es negativo”, redondeó, y utilizó como ejemplo la lechería. “Con vacas adentro de los galpones se vio su potencial: tenían la genética pero no la comida”. Y a esto agregó un ejemplo: “nosotros en algunas empresas pesamos caravana por caravana, y animales del mismo DICOSE de entrada, comiendo lo mismo, pesan diferente. Eso después es plata”, dijo Ducos.

“Hay empresarios nuevos que no llevan esa carga de idiosincrasia de no aprovechar el vigor híbrido, te dicen “demostrame qué me da plata y lo hago”. La industria vende lo que hay abajo del cuero, expresó Caputi. Y a esto agregó que la ganadería tiene “marchas como un auto”, donde cada empresario puede ir a su ritmo, pero la 5ta está sonando, y es el feedlot.

Mercados.

“Hoy se habla de la seguridad alimentaria, y para ello es clave tener relaciones de comercio sanas. Más que revisar la cuota Hilton, es momento de pedir a Europa las toneladas que incluyen el acuerdo con el Mercosur. Uruguay ha tomado un liderazgo increíble buscando el TLC con China, lo que sucede con el acuerdo Transpacífico, el de Singapur, lo de Corea e iremos por cerrar el de la Unión Europea”, enfatizó Caputi. “Vamos a forzarlos a ellos, porque a veces Europa viene con planteos que no son dignos de Europa”.

Finalmente, Ducos se refirió a la especialización que está comenzando a haber con la gente que trabaja en el campo, e incluso una cuestión generacional donde se está encontrando cada vez más con gente más joven y capacitada. El director de Agrofocus dijo que “precisamos colaboradores en sistemas de producción capaces de jugar en primera, con proceso de objetivos claros en las empresas, meta corta y larga y plan de ejecución capacitando gente y teniendo colaboradores de calidad, que puedan ser muy bien remunerados por su alta performance”, vinculados a los resultados de la empresa.

Pablo Caputi: “Es importante llegar a donde debemos, con el producto preciso”

Caputi ok.jpg

Gerente de Estrategia e Innovación del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

“Nos parece importante el acuerdo Transpacífico porque hay nuevos clientes, y llegamos a donde debemos llegar con el producto que preciso. Para jugar en primera división debemos pensar a nivel profesional. Si conseguimos esos accesos arancelarios, tenemos “más canchas para entrenar”. Hay que afirmar el 5×5 (500 mil toneladas a US$ 5.000), asegurar los kilos y hacer cuentas sobre eso.

El comercio ordena la cadena comercial y da previsibilidad. Nosotros no tenemos tanto riesgo país como en otros lugares, y ese fondeo debería traducirse directamente al sector privado casi de forma inmediata, blindando el negocio y llevándolo a otro nivel. En función de experiencias pasadas y observación, siempre se aprende. Por eso Caputi, debemos movernos para diversificar, porque tenemos que cuidar a China pero ellos también deben cuidarnos a nosotros: son relaciones más maduras.

¿Mejor grano o pasto? Los dos, porque pagan mejor respecto de lo no diferenciado. Si pagan marbling hay que darle lo que piden, si pagan biodiversidad, pastizales y garantías también hay que dárselo, porque a nosotros nos defrauda ir al supermercado y no encontrar lo que buscamos. A Uruguay lo que lo define, es su seriedad.

Uruguay no es un país chico, es un país grande pero despoblado. En superficie, somos Singapur, Holanda, Irlanda e Israel juntos, donde viven más de 40 millones de personas. Por eso alimentamos al mundo. No tenemos que dejar de soñar. Yo sueño ir a Qatar y salir campeón. Sudáfrica en 2010 ya nos gustó, y no pensábamos salir cuartos. Esta generación nos contagió de eso: se puede. Este país ya fue campeón del mundo y se hizo para eso: no para competir, para ganar. Y la ganadería hoy nos da esa confianza.

Gonzalo Ducos: “nos queda un potencial en la recría muy grande todavía”

Ducos ok.jpg

Productor agropecuario, director de Agrofocus, columnista de Rurales El País.

Hay un libro de 1951 que habla de aspectos a realizar para tener una ganadería potente: mejorar uso de pasturas, subdividir y llevar el agua, descanso y ocupación de pasturas naturales, cuidado de aftosa, brucelosis y garrapata y mejorar la genética asociada al sistema de cría y son cosas que seguimos discutiendo

Para la cría, hay que mirar la evolución en valores reales y constantes. Un ternero de 3 dólares es bueno, pero si miramos los últimos 20 años en la gráfica la señal a la cría no ha sido demasiada y la relación flaco-gordo se ha volcado al invernador

Hay grandes lineamientos sobre cómo alcanzar porcentajes altos de preñez sin destetar todo un rodeo precozmente y si bien trabajamos con pasturas y verdeos que dan 350 o 400 kilos de carne, hay otras que dan 500 o hasta 600. Cuando se mira la genética hay que ver qué hay después, porque si compro el Gran Campeón del Prado pero no come bien, no preña bien y no recría bien esa no se expresa y no se ve el fenotipo si el ambiente es negativo.

Uruguay debe competir por ser campeón del mundo en ganadería y tiene con qué. Aumentamos en vacas de cría, pero no aumentamos en los terneros, debemos matar ese indicador de manera seria. Estamos yendo a sistemas cada vez más intensivos y complejos. El potencial que nos queda en la recría es grande. La transparencia que pone el INAC a favor del productor es totalmente envidiada en el mundo, y hace 30 años no existía.

Federico Baccino: “consumidor sigue eligiendo por terneza, gusto y jugosidad”

Bacchino ok.jpg

Productor agropecuario, criador de Hereford, asesor de empresas ganaderas.

Hay un cambio en la ganadería con la cuota 481. Ese dinamismo empujó un desafío grande en la recría. La cría tiene un techo altísimo, pero debemos poner el foco en la recría porque la cadena se nos corta y no va a ser bueno desatender mercados. El valor del ternero no ha crecido más por la desconfianza de que esto dure, como sucedió con los chinos en 2019.

El corral, que es el siguiente eslabón, tiene una cuenta peligrosa. Un animal que pasa por un feedlot deja 60 u 80 dólares, en un capital que en promedio entre que el novillo entra y sale y sumamos la comida maneja 1000 dólares, es una rentabilidad del 6% al 8% en tres ciclos.

Las rotaciones con agricultura también estuvieron presentes en la exposición de Baccino: “el agricultor sigue incluyendo ganadería y mejorándola, pero no corre detrás de los precios, por eso no esperaría grandes cambios. El agricultor es resiliente y las pasó complicadas, por eso ahora busca estabilidad en su sistema y eso lo logra con la diversificación: más cultivos y ganadería”.

El consumidor sigue eligiendo por marbling, terneza, gusto y jugosidad. Hereford ha trabajado mucho en eso y en los EPDs. Es fantástico saber que determinado novillo comiendo 20% o 30% menos también ganan un kilo. Desde INIA comentaban en la Expo Nacional Hereford que los novillos criados a pasto pero recriados y terminados en corral liberan 30% menos de gases de efecto invernadero, hay paradigmas que caen y ambientalmente no son como se piensa.

La Jornada Técnica virtual “El desafío de alimentar al mundo, ¿Cómo encarar la gandería del futuro?”, fue organizada por la Sociedad Criadores de Hereford, Valor Agregado y Rurales El País. Contó con el apoyo de Interagrovial SA, Escritorio Di Santi, Laboratorio König, banco Santander, Selecta Genética Probada, Gladenur y Tranquera.

Fuente: El Pais

Publicidad