15 de agosto de 2022 12:04 PM
Imprimir

El USDA informa sobre el sector de venta al por menor en España

En 2021, los vendedores al por menor retomaron sus planes de desarrollo y expansión tras la gran crisis sanitaria sufrida en 2020, que marcó un punto de inflexión en la economía mundial. En 2022, la situación global presenta nuevos y complejos desafíos económicos y sociales, con consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, disparando la inflación y una mayor competencia, lo cual hace que las previsiones económicas sean cada vez más difíciles de hacer.

Por Jim Wyckoff

Después del COVID, la recuperación del consumo fuera de casa ha limitado el crecimiento del sector minorista frente a un excepcional año de crecimiento en 2020. El incremento de los costos derivado del elevado precio de las materias primas y el transporte están reduciendo aún más los márgenes minoristas.

Además, la población de España disminuyó 0,14 por ciento. Aunque la inmigración dinamiza el censo demográfico y el turismo se está recuperando, la demanda permanece estancada, aunque la oferta está incrementando.

Con la creciente presión inflacionaria que mueve a que los consumidores locales sean cada vez más conscientes de los precios, las etiquetas de productos privados de etiqueta están preparadas para apoyar el crecimiento de las tiendas de descuento.

A pesar del esperado apoyo financiero de la Unión Europea y a nivel nacional, se espera que las condiciones económicas restrinjan el poder adquisitivo del consumidor al menos a corto plazo. Como resultado, las líneas de marca privada tendrán fuertes oportunidades de crecimiento, ya que los presionados consumidores buscarán el mejor valor por su dinero.

Si bien el comercio electrónico de alimentos y bebidas aún representa un pequeño porcentaje del comercio electrónico total, la perspectiva es que continuará en aumento. Se espera que los minoristas retomen los planes de inversión para implementar los servicios de comercio electrónico, incluidas las aplicaciones móviles, para satisfacer la creciente demanda.

Actualmente, los supermercados compiten entre ellos, así como con otros formatos de tiendas de abarrotes. Para asegurar el éxito, los minoristas necesitarán diferenciarse entre una amplia oferta de tiendas tanto físicas como digitales, que ofrecen consumidores gran número de posibilidades y alternativas.

Aparte del comercio electrónico tradicional, los supermercados también tendrán que satisfacer otras demandas crecientes de los consumidores en materia de digitalización, como es el desarrollo de aplicaciones móviles para captar clientes más jóvenes. En este sentido, Carrefour es uno de los supermercados en España que ha lanzado con éxito un espacio de aplicación móvil, con otros minoristas que están siguiendo su ejemplo.

Alimentos preparados listos para el consumo

Algunos supermercados están aumentando en sus tiendas el espacio dedicado a alimentos preparados y listos para el consumo, planteando una amenaza competitiva mayor para el servicio de alimentos para el consumidor, como la estrategia ya adoptada por tiendas de conveniencia. Esta tendencia ha ido ganando fuerza en toda España, especialmente en las grandes ciudades, ya que los consumidores buscan comidas convenientes para comer en casa.

Los supermercados también están incrementando su enfoque en la sostenibilidad. Los problemas ambientales son cada vez más importantes para los clientes españoles, especialmente para los más jóvenes. Esto empujará a algunas cadenas a reducir la cantidad de envases plástico en los estantes, además de mejorar la eficiencia energética de sus puntos de venta y ofreciendo más productos de origen local.

En general, los minoristas ahora están trabajando para satisfacer las demandas de proximidad física y precio, mientras que también crean un vínculo con el consumidor. Se espera que este equilibrio entre buenos precios y fidelidad del consumidor domine las estrategias y éxitos de los minoristas a mediano plazo.

Del equipo de redacción de ElSitioPorcino

Fuente:

Publicidad