15 de agosto de 2022 12:45 PM
Imprimir

La sorpresa de la carne vacuna: en julio se desacopló del pico de inflación

Contra el 7,4% de suba que tuvo el índice general de precios, el promedio de una canasta del producto emblema para los argentinos marcó 0%, según el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva); las causas

Mientras la inflación general del mes pasado fue del 7,4%, según lo informado por el Indec, la canasta de distintos cortes de carne vacuna mostró una estabilidad, según un reporte habitual que evalúa el comportamiento en supermercados y carnicerías. El fenómeno obedeció a diversos factores: entre ellos, la hacienda no tuvo un rally alcista y el consumo local sigue deprimido en el marco de la pérdida de poder adquisitivo de la población.

Luego del cepo a las exportaciones de este producto que aplicó primero al 100% y luego al 50% el año pasado el Gobierno, hoy sigue una veda para la venta al exterior de siete cortes: asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, nalga, paleta y vacío. Más allá de esto, el comportamiento de los precios de la canasta de productos en julio pasado en realidad reflejó la influencia de los factores antes mencionados. La industria, en este contexto, ha estado absorbiendo inclusive otros costos todavía no trasladados al público.

“Los precios de los distintos cortes de carne vacuna mostraron, en promedio, valores estables, (-0,0%), en julio de 2022 con respecto al mes de junio”, señaló el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) en su informe.

Este organismo sigue los precios en 80 carnicerías de Capital Federal y el Gran Bunos Aires (GBA) relevadas telefónicamente. En tanto, los valores en supermercados se monitorean en 40 puntos de venta de forma presencial.

Si bien el trabajo del Ipcva mencionó que en julio pasado el promedio de los cortes no subió, contra el mismo mes de 2021 acumuló un incremento del 59,6%. Es, no obstante, un porcentaje menor al 71% de variación interanual de la inflación.

Para Víctor Tonelli, consultor ganadero, el comportamiento estable del precio en julio último fue porque “el ganado se mantuvo sin cambios de precios o bajó levemente para las categorías de consumo livianas”. Es decir, el tipo de hacienda que tiene más salida para el mercado local. Además, el poder adquisitivo de la población sigue “muy deteriorado” y eso también impacta sobre el consumo local.

Esto último se pudo ver en la dinámica del consumo por habitante. De acuerdo con la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), “en julio de 2022 el promedio móvil de doce meses del consumo de carne vacuna por habitante fue equivalente a 46,9 kg/año, guarismo que resultó 0,3% inferior al de doce meses atrás (-0,1 kg/hab/año) y 9,1% menor al de julio de 2019″. Ciccra también dio cuenta, como el Ipcva, del desempeño de los precios al indicar en su informe que “los precios de cortes vacunos como el asado, el cuadril y la nalga experimentaron leves bajas con relación a junio”.

Desaceleración

La cámara habló de “la leve retracción que tuvo el valor de la hacienda en pie en los últimos tres meses”.

En carnicerías los precios subieron mientras bajaron en los supermercados
En carnicerías los precios subieron mientras bajaron en los supermercadosAlejandro Guyot

Según Ciccra, “en línea con valores más estables de la hacienda y una demanda menos dinámica, en julio el precio promedio del kilo de asado descendió 0,5% con relación a junio, llegando en el caso del cuadril y la nalga a -0,9% y -0,3% mensual, respectivamente”. Estos porcentajes de merma también fueron informados por el Indec en su último relevamiento.

Respecto de las bajas, por su parte el Icpva relevó una merma de -0,1% para el asado de tira, a $1108,17; -1,7% para la bola de lomo, a $1195,39; -1,1% para la cuadrada, a $1206,12, entre otros productos.

En tanto, el Ipcva detectó un incremento del 5,3% para la hamburguesa congelada por cuatro unidades. A menor ritmo, la tapa de asado se incrementó 0,6% mientras la tapa de nalga 0,7%. Si se observan otras carnes alternativas, el pechito de cerdo se encareció 7,9% y el pollo un 4,3%

El Ipcva también hizo un análisis de los precios de la carne vacuna diferenciando entre carnicerías y supermercados. Los valores subieron en el primer canal de venta y retrocedieron en el segundo. “Durante el último mes de julio de 2022, los precios mostraron subas leves, del (+0,6%), con respecto al mes anterior en las carnicerías, mientras que en los supermercados se observaron precios con caídas leves a moderadas, del (-1,5%)”, apuntó.

Por otra parte, se evaluó el desempeño por nivel socioeconómico. “Los precios de la carne vacuna tuvieron alzas leves, del (+1%), en julio de 2022, con respecto a junio, en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto. En los puntos de venta que atienden al nivel socioeconómico medio, los precios se mantuvieron relativamente estables, (+0,0%); mientras que en aquellos que atienden al nivel socioeconómico bajo los precios se redujeron de forma leve, (-0,6%)”.

En este contexto, vale recordar que la semana pasada la Secretaría de Comercio Interior, supermercados y frigoríficos acordaron hasta el 7 de septiembre los precios para siete productos del programa “Cortes Cuidados” en 1000 bocas de expendio. Los valores son: tira de asado, $736; vacío, $965; matambre, $938; falda, $483; tapa de asado, $736; nalga, $1009; y paleta, $817.

Fernando Bertello

Publicidad