18 de agosto de 2022 20:21 PM
Imprimir

El irónico mensaje de un productor de Bolivia a sus pares argentinos: “Trabajan para el Gobierno”

Luis Lavadenz Rodas, de Santa Cruz de la Sierra, de visita a la Argentina se refirió al impacto de los derechos de exportación sobre la actividad

Luis Lavadenz Rodas (56) es ingeniero agrónomo y productor en la zona de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, y viajó a la Argentina con un grupo de grandes productores para actualizarse de todo lo referido a la agricultura de precisión en el Congreso de Aapresid, que se hizo en Rosario. El empresario se atrevió a trazar un paralelismo respecto de las condiciones en las que trabajan los productores de ambos países. Según explicó, las retenciones desfavorecen y sacan de competencia a los productores locales, que terminan “trabajando para el Gobierno”.

El agrónomo analizó la situación de los agricultores argentinos, las condiciones en las que trabajan acá y en su país, donde no tienen retenciones a las exportaciones ni una alta carga impositiva. Acompañado por un grupo de 15 productores para ver las novedades sobre ganadería y agricultura de precisión, explicó que, en su caso, están adaptando todo lo que se importa desde la Argentina, Brasil, Estados Unidos, China, entre otros países.

“En la Argentina tienen un pie más adelante con respecto a los demás países en temas relacionados con las producciones transgénicas, los congresos de siembra directa siempre fueron fundamentales porque traen las novedades.Nosotros estamos adoptando permanentemente y creo que tenemos un buen futuro”, expresó.

Lavadenz Rodas está relacionado con los temas y la problemática del campo argentino por su vinculación con empresas del sector. La semana pasada estuvo con un grupo de productores de su país en Rosario para el Congreso de Aapresid.

“Personalmente, las retenciones las veo mal, muy complicado, porque el agricultor [argentino] trabaja para el gobierno. No estoy de acuerdo que todo trabajo de la producción tenga que pagar un impuesto tan alto que desfavorece al productor”, indicó.

Para Lavadenz Rodas esta situación, si bien no la padecen los productores de su país, sí tienen otras falencias, como la importación de agroquímicos o la aprobación de nuevas tecnologías para el sector. “A los productores [de Bolivia] los números les cierran bien todavía, pese a que se tenga que importar todo. Espero que el tiempo acompañe, pero cuando uno llega hasta el punto que tiene que pagar mucho más de lo que debería por lo que produce, ves realmente que trabajás para el gobierno”, amplió.

“Las retenciones [en la Argentina] son mucho. Esperemos que Bolivia no siga los pasos de la Argentina que cada día sale con algo nuevo. Los gobiernos que tenemos son muy parecidos y a veces seguimos tendencias que no debemos”, opinó.

La siembra directa

En Bolivia la siembra directa se adoptó hace 30 años. La zona de Santa Cruz es la principal región donde está en práctica, aunque el agrónomo indicó que aún quedan grupos pequeños de agricultores que todavía hacen labranza, en porcentaje ínfimo. “Nos hemos visto privados de adoptar los transgénicos por el Gobierno, que tiene un punto de vista muy retrógrado. Se logró aprobar la soja Roundup Ready (RR), que comenzó a entrar y sembrar sin autorización; cuando el gobierno se dio cuenta ya teníamos un 80% de siembra de este evento y lo tuvo que aprobar”, explicó.

La adopción de genética con tecnología como la resistencia a los insectos se convirtió, dijo, en una pelea permanente que tiene el productor para poder producir, lo que ha llevado a hacerlo de forma ilegal. “Hay mucho que se está haciendo, porque el agricultor consigue la semilla y siembra”, puntualizó.

Por último, señaló que lapelea que llevan adelante ahora es entrar abiertamente con la biotecnología, que “existe bajo cuerda”, y que se está usando por necesidad. “Hay muchas áreas que ves y te das cuenta de que hay tecnología que no es legal. Todos queremos sumar y llegar muy fuerte en la producción, pero dependemos de las aprobaciones”, afirmó.

Belkis Martínez

Fuente: La Nacion

Publicidad