9 de diciembre de 2009 06:13 AM
Imprimir

Uruguay   –   “Se deben utilizar todas las herramientas para minimizar el uso de agroquímicos”

El ingeniero agrónomo Enrique Castiglioni, docente y técnico de la Estación Experimental "Dr. Mario A. Cassinoni" (Eemac) de Facultad de Agronomía, expuso en el foro sobre agroquímicos realizado en nuestra ciudad y enfatizó que "se deben utilizar todas las herramientas posibles para minimizar su uso".

El profesional, junto a la ingeniera Adela Ribeiro, presentaron la visión del equipo de trabajo de la Eemac en el manejo de plagas. Aclarando esto, el mensaje fue referido a las líneas en las tres áreas de acción que desempeñan, que son: la docencia, la investigación y la extensión, para tratar de ajustar el manejo que se realiza a nivel de cultivos en la problemática del uso de insecticidas.
En el marco de lo reglamentado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y la situación real de nuestro esquema de producción, con grandes áreas agrícolas, “procuramos que nuestros técnicos y productores utilicen todas las herramientas posibles para hacer el máximo esfuerzo de minimizar el uso de estos productos que tienen –en mayor o menor medida–, impacto sobre los recursos naturales del ambiente, y al mismo tiempo tratar de elegir lo mejor que tenemos para utilizar, como son las opciones más amigables y amenas para permitirnos producir con buen resultado económico y con un sistema sostenible en el tiempo”.
“Trabajamos básicamente en nuestra área de influencia pero tenemos coordinaciones con gente que está efectuando tareas en el litoral agrícola y hay situaciones muy variables en el uso de agroquímicos”, dijo Castiglioni.
Citó el caso de gente que “resuelve las cosas considerando la relación insumo-producto de la forma más económica, pero dejando de lado algunos componentes que deberían integrar este tipo de definiciones que tienen que ver con la capacidad de respuesta del cultivo, del ambiente y disponibilidad de controladores naturales de las plagas”.
Agregó que en algunos casos “se trabaja con monitoreo de los campos. A veces se lo realiza bien, pero en otros no, porque las áreas que se atienden son demasiado grandes y surgen situaciones muy variables. Hemos constatado que hay lugares en donde se aplican más productos fitosanitarios que otros en donde se trata de minimizar y racionalizar ese uso”.
información
En función de eso, los técnicos de la Eemac procuran generar información que provea de herramientas a técnicos y productores “para demostrarles que existen prácticas de manejo mejoradas que brindan un buen resultado económico al sistema productivo. Porque si no reportan un beneficio económico es muy difícil que se adopten”.
En los últimos años se ha generado variada información en cuanto a “nuestros controladores naturales y a la incidencia que ellos tienen”, manifestó el técnico de Facultad.
Se refirió a los problemas que han surgido en el uso contínuo de los insecticidas, como es “la generación de algunas poblaciones resistentes a insectos; la aparición de problemas secundarios que antiguamente no existían”.
Sostuvo que “comenzamos a generar explicaciones para ese tipo de consecuencias negativas, que si bien están en los libros, muchas veces nos falta investigación y datos nacionales”.
Distintas formas
Sostiene Castiglioni que hay distintas formas de encarar este tema y la forma de producir. “Están los que tienen una forma de producir que busca mirar más en el largo plazo y respetar lo que es una producción sostenible. Estos tienen la obligación de considerar estas cosas, porque sino no se establecen sistemas de manejo que sean sostenibles en el tiempo. Las cosas se rompen por un desequilbrio muy fuerte”.
Pero también hay otras empresas que “optan más por el resultados económico a corto plazo y es ahí donde detectamos la falta de este tipo de manejo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *