22 de septiembre de 2022 10:14 AM
Imprimir

Criadores realizan histórica importación de embriones Texel y Suffolk desde Reino Unido

La ovinocultura vuelve a dar un paso histórico en el país, camino a un horizonte de mucho potencial de desarrollo y con claras perspectivas de crecimiento, con la primera importación de embriones ovinos de la raza Texel y Suffolk desde el Reino Unido. La operación internacional estuvo a cargo de Biogenetics Paraguay, y tiene como […]

La ovinocultura vuelve a dar un paso histórico en el país, camino a un horizonte de mucho potencial de desarrollo y con claras perspectivas de crecimiento, con la primera importación de embriones ovinos de la raza Texel y Suffolk desde el Reino Unido.

La operación internacional estuvo a cargo de Biogenetics Paraguay, y tiene como destino a las cabañas “Las Magnolias” de Johanna Bottrell y “Don José” de Ignacio Lucas en Texel, y “Don Luiz” de Quadri Santi en Suffolk.

“Estamos muy felices por la importación, es un hecho que quedará marcado en la historia de la ovinocultura nacional. Apostamos al crecimiento de un rubro con mucho futuro”, aseguró a Valor Agro Johanna Bottrell, propietaria de la cabaña “Las Magnolias”.

Explicó que “el objetivo era traer los embriones para producir en Paraguay y más adelante mirar al exterior como un país exportador, ya que estamos en un punto estratégico para Sudamérica”.

De todos modos, Bottrell consideró que “recién estamos a mitad de camino, ya que falta la transferencia, esperar los nacimientos, ver el resultado con los productos en pie y luego empezar a ofrecer a los criadores paraguayos este material genético”.

En el caso de la raza Suffolk, comentó que la cabaña Don Luiz va a empezar a incursionar en esta raza carnicera, buscando carneros de calidad que permitan un buen desarrollo de las majadas comerciales, que es el gran desafío de la producción local, más teniendo en cuenta que hay varios frigoríficos con intenciones de producir y comercializar carne ovina.

Apertura. La habilitación del mercado para la importación de embriones y semen de razas ovinas desde Gran Bretaña se celebró a mediados del año 2021, en un evento que participaron las autoridades públicas y privadas de ambos países en la sede de la embajada británica.

En aquel momento, el embajador de Gran Bretaña en Paraguay, Ramin Navi, comentó que la posibilidad de intercambiar materiales genético “es un hecho relevante” y consideró “fundamental avanzar en las relaciones comerciales entre los países porque permite el desarrollo de las economías, y dicho acuerdo es un éxito en la relación”.

Dijo que Paraguay tiene un potencial muy grande en la producción de carne, con productos de calidad y un mercado creciente. “Es un momento clave para generar la alianza, ya que es una forma de impulsar las inversiones que realizan los cabañeros nacionales. Sin olvidar que no solo hablamos de la oveja y la genética, sino que también de la transferencia de tecnología”.

El Embajador de Gran Bretaña destacó los trabajos realizados por los servicios oficiales sanitarios de Paraguay: “El rol del Senacsa fue clave para lograr dicho éxito”, dijo Ramin Navai y agregó: “Se logró un gran compromiso entre Gobiernos y sectores privados”.

Mientras que el secretario general de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Mario Apodaca, confirmó que “la producción ovina en Paraguay está caminando hacia el éxito, e indicó que se debe actuar con responsabilidad para que la tecnología a transferir pueda tener una extensión a muchos pequeños y medianos productores para que sean parte de un negocio satisfactorio”.

Publicidad