27 de septiembre de 2022 10:48 AM
Imprimir

Chile proyecta una “recesión técnica” en la economía y “menor consumo de carnes rojas”

El plebiscito que fue rechazado y buscaba modificar la constitución de Chile todavía tiene efectos negativos en la economía y la política, mientras los especialistas esperan una recesión técnica en 2022 y un nulo crecimiento para el próximo año. “La propuesta de modificar la constitución no era buena, ya que no conducía a un desarrollo […]

El plebiscito que fue rechazado y buscaba modificar la constitución de Chile todavía tiene efectos negativos en la economía y la política, mientras los especialistas esperan una recesión técnica en 2022 y un nulo crecimiento para el próximo año.

“La propuesta de modificar la constitución no era buena, ya que no conducía a un desarrollo equitativo y sustentable. Ese largo proceso todavía persiste, en un contexto donde el nuevo gobierno viene haciendo un esfuerzo para instalarse y todavía no ha podido”, explicó Juan Pablo Matte, secretario general de la Sociedad Nacional de Agricultura de Chile (SNA).

Además, según explicó Matte en Valor Agregado en radio Pa’i Puku, la economía chilena está viviendo el fin de un periodo de mucha liquidez a raíz de políticas en época de pandemia donde se distribuyó el dinero de los fondos reservados para las pensiones. “Eso generó mucha liquidez en el mercado y, por ende, aumentó significativamente el consumo de muchos productos, entre ellos la carne que marcó una suba importante de los niveles de importación”, señaló.

Matte aseguró que la liquidez en la economía de Chile “se ha acabado” y “se empezó a vivir la dura realidad”.

Indicó que los especialistas hablan de una recesión técnica para el 2022 y un nulo crecimiento para el próximo año. “Esta situación va a repercutir en el consumo de productos como la carne roja, donde los consumidores van a buscar alternativas más baratas”, apuntó.

A pesar de que se espera un menor consumo, el Secretario General de la SNA dijo que los precios de importación no han caído, en gran medida por el respaldo de las referencias internacionales y el alto costo de los insumos. Sin embargo reiteró: “De cara a la demanda de carnes rojas, la expectativa es que se aplane mucho”.

Finalmente, explicó que tradicionalmente Chile ha gozado de una inflación anual del orden del 3%, y para el 2022 se espera llegar al 13%. “Los especialistas habían mencionado en sus análisis que la inflación se debería moderar para el 2023, pero en los últimos comentarios no están tan convencidos porque la presión inflacionaria es fuerte y persiste la incertidumbre política y económica”.

Publicidad