27 de septiembre de 2022 11:17 AM
Imprimir

Piojos en bovinos: Por qué en son más frecuentes en climas fríos

Aunque muchas personas no lo crean, los bovinos también pueden llegar a tener piojos que causan no solo molestia en los animales, sino uno que otro dolor de cabeza en los productores. Conozca cuáles pueden ser sus consecuencias.

En el canal de Youtube de ElectroSistemas explican que los piojos son pequeños insectos de 1 a 5 mm que no tienen alas y que se presentan en todas las regiones sin preferencias de zonas. La mayoría de los piojos que afectan a los bovinos son específicos de este ganado y no afectan a otros mamíferos.

Estos organismos pasan por una metamorfosis incompleta. El ciclo vital dura cerca de un mes en donde cada hembra deposita entre 20 y 50 huevos durante su vida, pegándolos uno a uno a los pelos del hospedador, que en este caso son los bovinos.

La incubación de estos dura entre 4 y 20 días en donde las jóvenes ninfas se asemejan a los adultos, pero son menores, pues la vida de adultos dura entre 2 y 6 semanas, pero fuera del hospedador sobreviven solo unos pocos días.

El daño al ganado puede ser considerable, pues la picadura del piojo es molesta, por lo que los animales afectados se rascan y frotan vigorosamente, lo que provoca pérdida de pelo, así como heridas en la piel.

Estas heridas se cuartean y se hacen susceptibles a infecciones por bacterias secundarias, lo que termina por generar estrés en el animal, que trae como consecuencia un déficit de peso para el bovino y, por ende, una baja en la productividad para los productores.

De acuerdo a lo explicado en el canal de ElectroSistemas, esta pérdida de peso puede traer consigo una pérdida no solo de peso, sino de producción lechera de hasta el 10%, así como exponerse mayormente a la aparición de otras enfermedades.

Hay que aclarar que, aunque mucho se hable y se vea en internet acerca de los piojos en el ganado, estos no están relacionados con ningún tipo de transmisión de otras enfermedades bovinas, como sí lo hacen otros parásitos.

Esto hay que decirlo debido a que, a diferencia de otros organismos parasitarios, los piojos pasan toda su vida sobre el mismo hospedador y la transmisión de hospedador a otro se hace solo por contacto. Por eso, la mejor manera de prevenir el contagio es evitar el hacinamiento del ganado bovino.

Además, los expertos dicen que para que los vacunos no se infesten de piojos, lo ideal es mantenerlos bien alimentados y con buena condición corporal, pues el debilitamiento de las defensas en estos animales, los hace propensos a contagiarse de piojos.

En regiones donde el clima es frío, los piojos pueden convertirse en una plaga invernal importante, especialmente cuando se habla de ganado lechero, por eso es recomendable que se hagan tratamientos preventivos a final del verano, que pueden ayudar también a que no se presente la sarna en los semovientes.En las regiones cálidas, el ganado suele permanecer siempre al exterior, lo que evita la aparición de condiciones favorables de hacinamiento y, por ende, la multiplicación y diseminación de los piojos.

Publicidad