30 de septiembre de 2022 10:53 AM
Imprimir

Pedro Galli sobre acciones de la industria: “Es preocupante y raya en la ilegalidad”

Paraguay : El presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Pedro Galli, señaló a Valor Agro que el accionar de la industria frigorífica “es preocupante y raya en la ilegalidad” dado que “está expresamente prohibido por una ley de Defensa de la Competencia”. Galli aseguró, en relación a las industrias, “que de repente amanezcan […]

Paraguay : El presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Pedro Galli, señaló a Valor Agro que el accionar de la industria frigorífica “es preocupante y raya en la ilegalidad” dado que “está expresamente prohibido por una ley de Defensa de la Competencia”.

Galli aseguró, en relación a las industrias, “que de repente amanezcan con precios todos iguales, más las manifestaciones del propio Presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne, indica que hay acuerdos para fijar un precio en el mercado artificialmente”.

Al cierre de la semana pasada el presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC), Randy Ross, dijo en Valor Agregado en radio Pa’i Puku 720 AM que las plantas estaban previendo estrategias de “bajar drásticamente la faena” y “trabajar con mercados que estén funcionando, que hoy son los que menos precios pagan y no llevan volúmenes destacados”, en relación a las dificultades que están encontrando en los principales compradores.

Además, confirmó que los valores de ese momento (de US$ 3,40 para machos y US$ 2,90 para vacas) eran altos y cabía la posibilidad de que pudieran bajar más si no había una recuperación de la demanda y las cotizaciones de la tonelada exportada.

El Presidente de la ARP consideró que “las expresiones (de Ross) fueron poco felices”, y dijo que desde la producción “siempre estamos señalando que una de las debilidades del mercado de la carne es que hay muy pocas industrias que compiten entre sí y entre ellas hay dos empresas que tienen cerca del 70% de la porción del mercado”.

Y agregó: “Siempre es un peligro que pueda haber abuso de la posición dominante o prácticas comerciales contrarias a la ley de la oferta y la demanda”.

Sobre las declaraciones de Ross, el líder del gremio ganadero dijo que “salvo que se rectifique, está diciendo que van a acordar entre todos para disminuir la faena y bajar los precios, y eso va a perjudicar a terceros que son los productores”.

Pedro Galli reconoció que “estamos con una cartera bastante pobre de mercados” y con complicaciones en los actuales.

Al mismo tiempo, aseguró que la baja del precio del ganado preocupa a los ganaderos porque sucede en un momento donde empiezan a salir los animales de confinamiento y se preveían referencias cercanas a los US$ 4 a la carne, que hoy están en US$ 3,20. “A estos precios no se pagan los costos”, dijo el referente del gremio.

Pedro Galli reconoció que “estamos con una cartera bastante pobre de mercados” y con complicaciones en los actuales. “Rusia va cayendo de apoco y la coyuntura del conflicto bélico perjudicó más, hay dependencia de Chile que está con problemas, hay una inflación a nivel mundial y no podemos ingresar al mercado más grande que es China”.

Con respecto al último punto, afirmó que Paraguay corre con tremenda desventaja versus los competidores: “Eso se refleja en el precio del ganado, que es el más bajo a nivel regional y mundial”, y agregó: “No sé cuándo va a entender el gobierno que somos un país productor de alimentos y necesitamos venderle a ellos”.

Finalmente, el Presidente de la Asociación Rural del Paraguay señaló que, a parte de los tropezones de la “supuesta manipulación del mercado”, desde el gremio “tenemos intereses comunes y queremos que juntos podamos salir adelante dando la importancia que tiene la carne en la economía para tratar políticas que trasciendan en el tiempo”.

Y resaltó: “Quiero asegurar que tenemos la mejor y más buena predisposición e intenciones de seguir trabajando con la industria en pos del mejor futuro para la cadena de valor”, en un momento que “el rebaño está descendiendo y las perspectivas no son buenas”.

Galli dijo que “hay que pensar en una ganadería sostenible” que “se logra trabajando juntos, con honestidad, mirándonos de frente y poniendo la mejor buena voluntad”.

Publicidad