2 de octubre de 2022 11:07 AM
Imprimir

Plantean “licitar” los nuevos permisos de pesca en Chubut

La propuesta ingresó a la Legislatura cuando aún el proyecto de Ley de Pesca N° 072/22 no tiene despacho de comisiones. Sugiere que los tres nuevos permisos de flota amarilla y los tres nuevos artesanales se otorguen mediante licitación pública. Sólo podrían participar plantas con más de diez años de funcionamiento y sin deudas impositivas y laborales.

El proyecto de Ley Provincial de Pesca sería tratado en la primera quincena de octubre y aún estaría abierto a modificaciones respecto de la redacción original. Inicialmente se preveía tratarla en la sesión del 13 de septiembre, pero no logró dictamen en las comisiones, aunque la postergación más tuvo que ver son negociaciones políticas dado que algunos legisladores comprometían apoyar la nueva normativa pesquera, si se aprobaba la ley de renta hídrica; finalmente, ninguno de los dos temas fue tratado.

Tal como anticipó REVISTA PUERTO , aparecía un nuevo concepto en evaluación de los legisladores que era la posibilidad de subastar las nuevas licencias provinciales de pesca que se vayan a otorgar.

Esta semana ingresó por Mesa de Entradas de la Legislatura una nota firmada por la diputada Rossana Artero del bloque Chubut Unido dirigida al presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente poniendo a consideración una propuesta de modificación al Proyecto de Ley N° 072/22.

Subasta al mejor postor

Actualmente, Chubut tiene otorgados 37 permisos de flota amarilla, límite fijado por la Ley IX – N° 75, y el proyecto «consensuado» prevé elevar ese número a 40. Mientras que son 35 los permisos vigentes de barcos artesanales de hasta 9,90 metros de eslora y se plantea ahora elevarlos a 38. Los VACOPA serían seis permisos que pasarían a ser licencias de flota amarilla y se mantienen los 7 permisos de leyes especiales.

Lo que propone Artero es que los tres nuevos permisos de flota amarilla y los tres nuevos de flota artesanal serán otorgados a través de un procedimiento de licitación pública, aunque es vox populi que tales licencias ya tienen ‘dueños’.

La modificación presentada por la exintendenta de Rawson, establece que los nuevos permisos serán otorgados por la Secretaría de Pesca, pero mediante Licitación Pública de la que podrán participar “plantas pesqueras radicadas dentro de la Provincia de Chubut, con más de diez (10) años de funcionamiento continuo en la actividad, que no tuvieren permiso de pesca de ningún tipo ni categoría, debiendo acreditar, no poseer deudas impositivas de cualquier tipo ni laborales”, le pone como exigencia.

Transparentar el sistema

La diputada propone “un precio base de 2,4 millones de dólares para los permisos de los buques fresqueros y la planta pesquera que gane la licitación deberá incorporar a 40 personas. Para la flota amarilla, el valor de base de la licitación será de 800.000 dólares y la planta que se haga poseedora del permiso estará obligada a tomar nuevas 10 personas”, dice la sugerencia elevada a la Comisión de Recursos Naturales.

“Tenemos una oportunidad única para ordenar la industria de la pesca, con una ley moderna que se acomoda a la nueva realidad de este sector tan importante para la provincia, y también tenemos una oportunidad histórica para trasparentar en sistema de otorgamientos de permisos que hasta hoy es confuso y enredado, pero que siempre beneficia a los mismos”, opina la legisladora chubutense.

Con exigencia de crear nuevos empleos

“Lo que propongo es algo muy simple y trasparente, se hace una licitación pública con un precio de base y el que más ofrece se lo lleva”, argumenta Artero en su presentación. Además, para garantizar “que no se beneficien siempre los mismos, establecemos que las plantas que participen de la compulsa no pueden tener otros permisos y además la que gane estará obligada a incorporar nuevos trabajadores”, explica sobre otro requisito que deberían cumplir los interesados en acceder a uno de los nuevos permisos de pesca.

Finalmente, sugiere que “con todo el dinero que le ingresará a la Provincia por la venta de los permisos, se podrán hacer obras de mejoras en los puertos y de remediación ambiental, estás últimas sumamente importantes y necesarias para que nuestras costas no terminen desbordadas de residuos de la pesca”, concluyó.

Fuente: REVISTA PUERTO

Publicidad