4 de octubre de 2022 12:06 PM
Imprimir

Otra empresa uruguaya obtuvo certificación de carbono neutro

Ganadera Santa Laura es la cuarta en recibir el destaque ambiental

La carne producida por los animales de Ganadera Santa Laura SA ya puede llevar la etiqueta Carbono Neutral, una declaración de huella ambiental que ha sido verificada bajo los estrictos estándares internacionales de LSQA, Organismo Validador y Verificador de Huella.

De esta forma, Ganadera Santa Laura, ubicada en Cerro Largo, es la cuarta empresa uruguaya en obtener el certificado carbono neutro, sumándose a BPU Meat y Montes del Plata, Ganadera Barracas y establecimiento Mosaica.

La directora de la firma, Laura Blanco, explicó que desde el establecimiento están comprometidos con los valores de mejora continua en calidad y excelencia. Agradeció “el esfuerzo, el detalle y la profesionalidad” del equipo y a todos quienes colaboraron en este camino.

Esquema del ciclo de carbono

“Nos alegra mucho compartir juntos este logro tan importante en gestión ambiental. Ya somos cuatro empresas en Uruguay con este sello colaborando para que nuestro país pueda cumplir con los compromisos asumidos”, explicó.

Blanco comentó que en el mundo conviven afirmaciones ambiguas, por lo que consideró importante haber cuantificado las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y del secuestro de CO2 equivalente a lo largo del proceso, y que ello fuera verificado por un VOO, en base a estándares ISO para que sea confiable.

“El proceso productivo de Ganadera Santa Laura SA es “sistémico y sostenible”, basado principalmente en campo natural o de pastizal con mejoramientos orientados a incrementar la captura de CO2, regeneración del suelo, pastoreo regenerativo, cuidado del agua y conservación de biodiversidad”, contó Blanco.

Según la productora, la genética pastoril del ganado de Ganadera Santa Laura, de las razas Angus y Polled Hereford, fue “cuidadosamente seleccionada” a través de 25 años para adaptarse al ambiente, por fertilidad, precocidad y de eficiente conversión de pasto en carne, lo que resulta en menores emisiones de GEI por animal.

“Trabajamos en equipo, cuidándonos nosotros, a los animales y a la naturaleza, produciendo con los estándares más altos de calidad para lograr un resultado positivo para la empresa y nuestra sociedad”, explicó.

Blanco sostuvo que hay muchas maneras de compensar emisiones, pero que “la más saludable” es no emitir más GEI del que pueden absorber de forma natural nuestros propios campos, bosques y plantas, que funcionan como sumideros de carbono a través del proceso de fotosíntesis, asimilan CO2 atmosférico y lo transforman en oxígeno, con lo que ayudan a reducir las emisiones.

El balance de Ganadera Santa Laura está verificado neutro, porque las capturas de CO2 equivalente del proceso productivo “son mayores a las emisiones de GEI que se generan”.

“Trabajaremos cada día para que ese balance sea cada vez más positivo y remover cada vez más GEI para contribuir a mejorar nuestro planeta”, concluyó la productora.

La certificación ambiental de embarques puntuales de carne bovina, probando con datos que es carbono neutro, va creciendo y Uruguay se abre camino en el mundo, apostando a la diferenciación y a la valorización de las ventas.

Fuente: El Pais

Publicidad