5 de octubre de 2022 12:06 PM
Imprimir

Valores muy sostenidos pese al encarecimiento que genera la baja de la invernada

Según Rosgan, el pico de comercialización de reproductores se da usualmente de junio a septiembre, extendiéndose algo más hacia el norte.

Este año los reproductores han estado ampliando la brecha de valores respecto de la hacienda comercial. Si bien sigue siendo un buen año para la hacienda, en los últimos meses tanto los valores del gordo como también de la invernada se han mantenido relativamente estables en términos nominales, mientras que el valor de la genética ha mantenido una tendencia muy firme a lo largo de toda la zafra.

El pico de comercialización de reproductores se da usualmente de junio a septiembre, extendiéndose algo más hacia el norte. Por tanto, los valores de referencia para la actual zafra se encuentran prácticamente definidos.

Históricamente, el valor de un reproductor se ha asociado al valor del kilo de novillo, en una especie de relación insumo producto, entre la cantidad de kilos de hacienda gorda que se pueden obtener por reproductor incorporado al rodeo. Pero también es válido expresarlo en kilos de invernada, relación incluso más apropiada para el criador de terneros.

Si bien ambos indicadores resultan válidos, las variaciones en el precio de la invernada, suelen trasladarse más rápidamente al valor de los reproductores, siendo este el producto más inmediato con el que cuenta el criador a la hora de hacer caja de reponer toros Si bien la oferta de reproductores es muy amplia y variada, y no se dispone de un mercado de referencia que permita dar un seguimiento cabal de los valores negociados en las distintas zafras, tal como venimos realizando en años anteriores, tomamos a modo indicativo los precios informados en diferentes remates de Asociaciones y cabañas, publicados por el sitio Entre Surcos y Corrales. Los valores allí informados cubren diferentes razas, zonas y categorías de toros, desde hacienda general hasta reproductores registrados e incluso Pedigree, proveyendo datos desde el año 2010 a la fecha.

En el caso de la invernada, la referencia de precios utilizada corresponde al Índice de Ternero ROSGAN, promedio para los diferentes períodos. Es así como, expresado en kilos de ternero, el valor actual de los reproductores muestra relaciones muy superiores a los conseguidas un año atrás, marcando hasta septiembre el registro promedio más alto de los últimos 13 años. Históricamente, los valores de los reproductores, han fluctuado entre los 1.300 y 1.800 kilos de invernada mientras que este año, los valores promedio registrados hasta la fecha, sugieren una relación que supera los 2.300 kilos de invernada.

El promedio de los toros en lo que va del año -precios computados hasta septiembre inclusive- se sitúa en torno a los $875.000, considerando un ponderado de diferentes razas y categorías que van desde Puros de Pedigree, hasta controlados y generales. En 2021, este mismo indicador arrojaba $390.000, lo que representa una mejora nominal del 124% anual, contra una inflación acumulada que, al mes de septiembre, rondaría el 83% interanual.

En igual período, el precio de la invernada pasó de un promedio de $240,60 en 2021 a $371,80 este año, registrando una variación del 55% interanual, menos de la mitad del incremento de valores que exhiben los toros.

En este sentido, este año estarían confluyendo dos situaciones al mercado de reproductores, por un lado, la revalorización de la genética que, medido en pesos constantes, está más que duplicando los valores pagados un año atrás; pero, por otro lado, también enfrenta un caída en los valores del ternero que, a su vez, encarecen la relación de compra para el criador.

Actualmente los valores pagados por la invernada están encontrando mucha cautela en el mercado, la condición de los campos y el riesgo a transitar una primavera ciertamente retrasada en cuanto a larecomposición de los potreros está haciendo que la salida de esa hacienda se mantenga firme, aun en momentos en los que la oferta suele mermar. Durante septiembre, la salida de terneros y terneras de los campos con destino cría e invernada, según datos del SENASA, fue de 678.500 animales, un 3% mas que lo trasladado en agosto y 21% mas que lo trasladado en igual mes del año pasado, lo que confirma el abundante nivel de oferta que se percibe en el mercado.

Actualmente esta importante oferta de terneros recriados que choca contra una demanda sumamente cautelosa tanto por parte del feedlotero como del invernador, muy ajustado también para recibir esahacienda en los campos.

Fuente: Agritotal

Publicidad