5 de octubre de 2022 02:10 AM
Imprimir

GUSANO DE SEDA MEJORARÍA DESARROLLO EMBRIONARIO DE BOVINOS EN CONDICIONES CONTROLADAS

La sericina tiene propiedades anticancerígenas, anticoagulantes y antioxidantes, también es importante para disminuir especies reactivas de oxígeno

El campo del desarrollo embrionario animal es una materia que aún necesita mayor investigación. Actualmente se han venido desarrollando estudios para construir metodologías que permitan crear embriones de mejor calidad y que reduzcan el estrés oxidativo en este proceso, intentando sustituir compuestos de mayor impacto.

Agronegocios conversó con Manuela Betancur, magíster en Ciencias-Biotecnología de la Universidad Nacional de Colombia (Unal), sede Medellín, sobre su investigación pionera en el campo para el desarrollo embrionario en bovinos.

Para el desarrollo embrionario y cultivo celular en la ganadería se suele utilizar el suero fetal bovino; sin embargo, este presenta algunas desventajas en término de calidad. “Este al ser un derivado animal, es un componente indefinido debido a que no sé conoce con certeza el lote de donde se extrae, lo cual puede generar contaminación cruzada y afectar su calidad”, explicó Betancur.

La experta comentó que el suero fetal sí tiene una buena tasa de producción, pero no asegura una calidad en el embrión.

Su investigación se perfiló como un estudio pionero al utilizar sericina, una proteína globular que se obtiene a partir de los capullos del gusano de seda Bombyx mori, para desarrollar embriones en bovinos. “La sericultura ya es una industria desarrollada en farmacología y comestologia. En tecnologías reproductivas es posible que se genere mayor tolerancia a la exposición de bajas temperaturas de embriones, pues puede mejorar la calidad de estos”.

Betancur comentó que su investigación se basó en una ya realizada en ovinos y se centró en el uso de la sericina en la etapa de maduración in vitro. Sin embargo, el estudio abre la puerta para futuras investigaciones que permitan hacer transferencia genética. “No encontré diferencias significativas en la producción, pero si encontré una mayor tasa de supervivencia haciendo uso de la sericina”.

Además del uso de esta proteína, Betancur utilizó isoespintatol, el cual permite reducir estrés oxidativo en el proceso de maduración. “La sericina tiene propiedades anticancerígenas, anticoagulantes y antioxidantes, también es importante para disminuir especies reactivas de oxígeno”.

Respecto a la metodología de la investigación, los embriones bovinos se sometieron a temperaturas muy bajas, lo que se conoce como proceso de criopreservación. Este inactiva la célula, lo que permite detener funciones biológicas como la respiración celular, el metabolismo y el crecimiento, y la multiplicación de las células; logrando que puedan sobrevivir después de cierto periodo de tiempo.

En el primer ensayo se evaluaron simultáneamente cuatro concentraciones de sericina y tres concentraciones de isoespintanol, y se encontró que 0,5 y 1% de la proteína, y 10 y 20 micromolares del antioxidante, tienen importantes propiedades en el proceso de maduración de las células, haciendo que su desarrollo de embriones sea eficiente.

Posteriormente se sometieron a un proceso de criopreservación denominado vitrificación, en el que las células se exponen a altas concentraciones de sustancias (crioprotectores) que permiten deshidratarlos para evitar la formación de hielo durante el proceso; para eso se sumergen en nitrógeno líquido a una temperatura de -196 grados centígrados.

Al descongelarlos pasadas las 24 horas, con la combinación de 214 ovocitos, 8% sobrevivió, frente a 9% en los que se usó suero. Por otro lado, a las 48 horas, de 202 ovocitos, 5% sobrevivía con la combinación y 4% con el suero; y por último, a las 72 horas, en los dos casos sobrevivía 3%. Esto muestra lo mencionado por Betancur y es que la sericina permite tener una buena eficiencia en la producción de embriones.

Se obtuvo entonces que aunque el suero fetal bovino puede mejorar la producción de embriones, la combinación de la proteína y el antioxidante tiende a mejorar la supervivencia después del proceso de descongelamiento.

Cabe resaltar que esta investigación fue realizada con el acompañamiento de Giovanni Restrepo Betancur, director de tesis y profesor vinculado a la misma universidad, y con el apoyo del Grupo de Investigación en Biotecnología Animal Giba, el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid el profesor Matteo Duque Rodríguez. El isoespintanol se obtuvo gracias a la colaboración y extracción del docente de la Universidad Nacional de Colombia, Benjamin Alberto Rojano.

Publicidad