16 de octubre de 2022 13:22 PM
Imprimir

Merluza hubbsi recupera presencia en Mar del Plata

Aumentó la demanda en los muelles locales con fresqueros que comenzaron a pescarla para cumplir con el cupo. Precios estables registran un incremento del 100% en relación al año pasado. Hubo mayores descargas de la flota fresquera de altura.

La zafra de langostino ya es historia y la merluza hubbsi recupera presencia en los muelles del puerto de Mar del Plata, animando la actividad en plantas de reproceso, ya sea para exportación como para mercado interno.

Por estas horas ingresaron a descargar barcos como el “San Jorge Mártir” y sobre la medianoche, el “Wiron IV”, el fresquero que Soldini recuperó tras la compra al grupo Caputo.

Ese aumento de la oferta todavía no se refleja en los precios que se paga por el pescado entero en muelle. Los valores todavía no acompañan la tendencia lógica hacia la baja como marcan los libros. No al menos al nivel que piensan los reprocesadores.

El mercado para plaza/mercado interno tuvo un descenso del pico de 250 pesos que se llegó a pagar en plena zafra de aguas nacionales y se ubica en torno a los 220/230 pesos. Para frigorífico/exportación los valores son menores, entre 150/160 pesos, lo mismo que se pagaba en el invierno.

Más allá de que puedan retocarse en los próximos días, los valores avanzaron un par de casilleros por encima de la inflación. “Al año pasado para estos días para frigorífico se pagaba 80 pesos y para plaza, 105/110”, rememora un industrial ante la consulta de este medio.

Eduardo García tiene los tres fresqueros de altura pescando merluza para cumplir con la cuota. El “María Gloria” y el “Gaucho Grande” eran dos de los que también se esperaba que descarguen este miércoles.

“Carpincho” convalida los precios que se negocian en el muelle pero aclara que para “plaza” todo está muy tranquilo, medio planchado.

Esa apatía tiene una explicación: los frigoríficos primero le compran a los barcos que se quedaron en Mar del Plata durante la zafra de langostino. Por un compromiso no solo moral sino con una visión del negocio a futuro. Una vez cumplido ese vínculo comercial piensan en levantar pescado de barcos a los que habitualmente no le compran.

En este escenario los armadores no tienen mucho margen para comercializar su materia prima y se fijan bien a quien venderle. En esta época del año afloran nuevos compradores sin antecedentes ni respaldo económico suficiente con intenciones de comprar para mercado interno.

“Eso limita mucho las ventas. Andan muchos revoloteando del interior y algunos son un peligro”, revela “Carpincho”.

Además de sus barcos, aportan por estos días merluza fresca el “Floridablanca”, “Acrux”, “José Marcelo”,  “Graciela I”, “Piedrabuena”, “El Marisco I”, “Promac”,  “San Matías”, “Mar del Chubut”, “Miss Patagonia”, entre otros.

Carolina Suárez, presidente de la cooperativa La Nueva Arhehpez, es testigo de la mayor presencia de hubbsi en la mesa de corte en los frigoríficos. Ellos son 62 trabajadores con concurrencia casi perfecta en las últimas semanas.

“Estuvimos un poco parados en el invierno pero por suerte ahora reapareció la merluza y estamos trabajando mejor”; dice Carolina, que prefiere no decir el nombre del cliente para quien procesan el pescado. “Tenemos varios clientes pero no les gusta mucho que los nombren”, explica.

La estadística oficial marca un dato distintivo. Hasta el 7 de septiembre en el puerto de Mar del Plata se desembarcaron 82.893 toneladas de merluza del efectivo al sur del 41º S. La cifra representa un incremento del 17% en relación al año pasado cuando habían sido 70.941 toneladas. Estos números en verde a pesar de que el “Andrés Jorge”, el “Marcala” y el “Ponte Coruxo” completaron varias mareas en puertos de Caleta Paula y Comodoro Rivadavia.

Un movimiento inverso evidenció la flota congeladora sobre el mismo stock. Declararon desembarques por 60.614 toneladas, un 16% menos que en el mismo período del año pasado. ¿Cómo se explica? Hubo y todavía hay algunos congeladores en reparaciones como el “Stella Maris”, y al principio de año muchos barcos pescaron abundante calamar.

Publicidad