9 de noviembre de 2022 15:49 PM
Imprimir

Desempeño de por vida de las cerdas, ¿cómo medirlo?

Las evaluaciones de rendimiento en cualquier sistema de producción tienen como principal fin la generación de información que permita tomar decisiones de valor de manera oportuna y adecuada.1 En este sentido, dentro de la industria porcina, incrementar el potencial de desempeño o rendimiento de las cerdas a lo largo de su vida productiva puede originar beneficios […]

Las evaluaciones de rendimiento en cualquier sistema de producción tienen como principal fin la generación de información que permita tomar decisiones de valor de manera oportuna y adecuada.1 En este sentido, dentro de la industria porcina, incrementar el potencial de desempeño o rendimiento de las cerdas a lo largo de su vida productiva puede originar beneficios a los productores mediante la disminución de los costos de producción y de la ineficiencia económica, ya que de estos animales se espera un retorno de inversión lo más oportuno posible.1–3 Por ello, conocer el desempeño de por vida de las cerdas en la piara puede crear un conocimiento amplio acerca de su comportamiento productivo y permitiría que éste pueda ser analizado en función de diferentes factores que se sabe, mediante antecedentes en otros sistemas, pueden afectarlo; y, de esta manera, se tomen medidas a fin de mejorar el sistema en general.4


Una forma de evaluar la productividad de las hembras es mediante la obtención de sus medidas de desempeño de por vida, las cuales, por reflejar su potencial productivo y reproductivo dentro de la granja, son características altamente deseables para la piara.2,4 Los autores Koketsu e Iida4 han propuesto que el desempeño de por vida de las cerdas se fragmente en cuatro componentes: longevidad, prolificidad, fertilidad y eficiencia; los cuales se pueden medir a través de diferentes variables de acuerdo con la información que se registra en cada uno de sus eventos productivos. A continuación, se presenta la descripción de cada componente de desempeño y sus variables asociadas, la forma de calcular los valores para dichas variables y un ejemplo de ello.
 

Longevidad


La longevidad es una característica que define tanto el tiempo de vida de una cerda como su permanencia en una granja porcina como reproductora activa.4,5 Se ha documentado, y se espera, que las cerdas con mayor estancia en las granjas son, también, las más productivas, ya que deben su mantenimiento a un potencial productivo más alto.4–8 Debido a esto, la longevidad se convierte en un componente muy importante no solo para la productividad sino también para la rentabilidad de las granjas, ya que el costo inicial de una cerda se distribuye entre los lechones que produce.5


La longevidad, al tratar de aproximar una esperanza de vida y la productividad de una cerda, puede cuantificarse mediante tres variables principales: número de partos a la remoción, días de vida de la cerda y días de la cerda en la granja.2,4,8–10 Estas, a su vez, tratan de estimar de forma indirecta una productividad lo suficientemente alta para amortizar los costos asociados al mantenimiento de una cerda durante su vida en la granja, por lo que las políticas dirigidas a incrementar la longevidad de las cerdas traerá beneficios económicos al reducir costos por introducción de primerizas y por conseguir que las cerdas generen ingresos de manera temprana.5,8


Número de partos a la remoción. Corresponde al número de partos que una cerda produjo a lo largo de su vida productiva, es decir, desde el primero hasta el último registrado antes de ser retirada de la piara por cualquier motivo.2,4 Su cálculo se realiza en una escala de razón a partir de la siguiente formula:
 

Como ejemplo, para esta medida y las consecuentes, utilizaremos los datos de una cerda en una granja comercial, los cuales se observan en el cuadro 1.
 

Con esto, sumariamos 113+117+116+116+115 = 577 días totales de gestación de esta cerda, y lo dividimos entre 115 días (577/115), lo cual resulta en 5.02 partos a la remoción, como primera medida de longevidad.


Días de vida de la cerda. Debido a que los partos producidos por una cerda no reflejan de forma precisa la permanencia de una cerda, la longevidad también se evalúa con los días de vida de una cerda, los cuales toman en cuenta desde el día de su nacimiento hasta el día en que es removida de la piara.4 Desde cualquier base de registros, se pueden calcular de la siguiente manera:


Se pueden calcular los días transcurridos entre dos fechas en una hoja de cálculo mediante la fórmula SIFECHA, con tres argumentos: fecha inicial, fecha final y el formato en que deseamos la respuesta (días, en este caso); por lo que, en nuestro ejemplo, quedaría de la siguiente forma: =SIFECHA(28-02-2018, 27-09-2020, “D”), y el resultado sería 942 días de vida.


Días en granja de la cerda. Los días en granja de una cerda tratan de reflejar la duración de la vida productiva de esta, por lo que, de acuerdo con diversos autores, estos días pueden medirse desde la fecha de entrada de la cerda a la granja, desde la fecha de su primer servicio o desde la fecha en que la cerda tuvo su primer parto, hasta el día en que es removida.4,5,8,9 Sin embargo, se recomienda que los días en granja de la cerda se tomen en cuenta a partir de su primer servicio como reproductora, ya que la edad de ingreso puede variar entre granjas de manera considerable y la edad a primer parto no considera el tiempo de la primera gestación de una cerda, con sus respectivas complicaciones reproductivas.4 De esta manera, el cálculo podría realizarse de acuerdo con lo siguiente:


De acuerdo con el ejemplo, y de igual forma que en la variable anterior, el cálculo quedaría de la siguiente forma: =SIFECHA(26-09-2018, 27-09-2020, “D”), obteniendo un resultado de 732 días en granja.


Se ha reportado que el número de partos a la remoción en diferentes partes del mundo oscila entre 2.0 y 5.6, mientras que en México se ha informado una media de 3.4 partos.4,9,11,12 Por otra parte, la vida promedio de las cerdas se ha reportado entre 992 y 1,088 días, mientras que la vida en granja se ha reportado entre 467 y 969 días.4,8,9 De manera integral, la medición de estas tres variables pretende mostrar un componente importante del desempeño de por vida de las cerdas, el cual permite analizar distintos factores asociados al mejoramiento de dicho componente.


Prolificidad


Se trata de un rasgo que representa el número de lechones que una cerda puede producir en un parto, es decir, el tamaño de la camada; por lo que, al tratar de expresar una medida que se refleje a lo largo de su vida productiva, se mide mediante la suma total de LNT o LNV que una cerda ha tenido en cada uno de sus partos producidos.3,4 Aunque puede verse influenciada por diversos factores, es una característica que manifiesta el potencial genético de una cerda y que es inherente a ella, por lo que es recomendable utilizar el número de LNT en cada parto acumulado por la cerda para evaluar la prolificidad de por vida.4,7,8


Además, la prolificidad de por vida es una medida de desempeño que evidencia también un conjunto de interacciones del medio en el que se encuentra la cerda que le han permitido expresar de manera óptima su potencial, las cuales aumentan su tasa de retención en la granja y exponen un medio de identificación y selección de cerdas superiores para reducir el retiro involuntario.6,7,10 


LNT de por vida. “Es una variable que dependerá de la paridad de la cerda en la cual esta, es retirada de la piara”, debido a que el tamaño de la camada aumenta conforme avanzan los partos en la cerda hasta, aproximadamente, el quinto parto.2,4,6,13 Básicamente, es una medida que representa la suma del número de LNT que tuvo la cerda desde su primer parto hasta su parto de remoción.4,6,8 


Continuando con el ejemplo, para nuestra cerda se sumarían los LNT en cada parto: 16+18+18+20+16 = 88 LNT de por vida.


Los reportes de esta medida no difieren demasiado con respecto a la latitud en donde se han generado las mediciones, ya que se han observado medias de 45.1, 54.1 y 58.0 LNT de por vida en granjas de México, Japón y Europa, respectivamente.5,7,9,12 Sin embrago, estas diferencias observadas dependen de la paridad de remoción en las cuales han sido retiradas las cerdas analizadas, por lo que es importante mencionar que cualquier factor que reduzca la longevidad de las cerdas, también disminuirá su prolificidad de por vida.


Fertilidad


La fertilidad en una cerda reproductora es una característica muy importante en el potencial productivo de esta y de la granja, ya que un índice bajo mermará cualquier otra medida de rendimiento esperado.14 Comúnmente, se puede evaluar con el número de partos que una cerda produce durante un periodo determinado, o si esta llega a parir posteriormente a una o varias inseminaciones; sin embargo, estas medidas no reflejan con precisión la fertilidad de una cerda a lo largo de su vida en la piara, debido a que no se estarían tomando en cuenta todos aquellos factores que podrían repercutir en dicha variable.4 Por ello, se recomienda analizar la fertilidad de por vida de las cerdas en función de la acumulación de días no productivos (DNP) que una cerda registra a través de su vida en la granja, ya que esta estimación se puede realizar a nivel individual para ser evaluada.4,8 


De manera formal, un DNP se puede definir como cualquier día que una cerda pasa en la piara reproductora sin participar en los eventos de gestación o lactancia, a partir de que esta puede participar activamente en dichos procesos.7,8 Por tanto, es importante mencionar que la acumulación de DNP puede variar de una cerda a otra aunque presenten un rendimiento similar, o puede ser parecida para cerdas con rendimientos totalmente diferentes; esto podría deberse a que una cerda más longeva y productiva puede acumular una mayor cantidad de DNP de por vida debido, precisamente, a su mayor estancia en la granja.8 Es por esto por lo que se puede tener una mejor caracterización de esta medida cuando se expresa en forma de proporciones o porcentajes del tiempo en que una cerda no participó en actividades productivas durante su estancia en la granja.8 


Porcentaje (%) de DNP de por vida. Consiste en determinar la proporción de días en que una cerda no estuvo productivamente activa en la granja, lo cual se deriva de tres momentos importantes dentro del ciclo productivo de las hembras: el intervalo de repetición, el intervalo destete-primer servicio y el intervalo de retiro o muerte; de estos periodos, los dos primeros están estrechamente relacionados con la fisiología y prácticas reproductivas que pueden controlar la fertilidad de una cerda.4,7,9 El cálculo, propuesto por Lucia et al.,8 se realiza de la siguiente forma:


De acuerdo con el ejemplo planteado, el cálculo sería: ((732 – 106 – 577) / (732)) * 100 = 6.69 % de DNP de por vida.


La acumulación o proporción de DNP en la vida de una cerda dependerá de distintos factores que interaccionan en las granjas, sin embargo, pueden ser un reflejo de malas prácticas de gestión y administración debidas a una inadecuada planeación. No se han documentado diferencias de DNP entre cerdas con diferente rendimiento productivo, pero si entre granjas con diferentes niveles de desempeño; además, se ha demostrado que las cerdas retiradas por fallas reproductivas incrementan notablemente sus DNP en forma de intervalo de retiro, en comparación con aquellas que son removidas por otras causas.7–9 Esto se ha explicado por las prácticas zootécnicas adecuadas a las que se encuentran sujetas las cerdas en granjas de alto rendimiento, así como a las malas intervenciones que lleven a una cerda a la falla reproductiva, la cual se considera una remoción no planificada en la granja. El hecho de esperar que una cerda quede gestante puede retrasar su retiro si esta retorna a celo, mientras que las hembras descartadas por causas planificadas son removidas inmediatamente cuando se cumple una condición predeterminada.4,7–9  


Eficiencia


Existen distintas medidas que tratan de representar el producto de los procesos de la producción porcina en función del tiempo, del alimento, del espacio ocupado, etcétera. Sin embargo, en la mayoría de los casos, estas medidas limitan su alcance a ser comparadas específicamente entre poblaciones, sin tomar en cuenta la longevidad individual de cada cerda perteneciente a la piara.4,8  


De forma general, la eficiencia es un término que refiere el logro de resultados a través del uso mínimo de los recursos.15 En este sentido, y considerando lo anterior, se ha presentado la opción de medir la eficiencia de por vida de las cerdas mediante dos variables: LNT anualizados y LD anualizados.4,5,8,12 Estas variables son medidas que integran los diferentes componentes de desempeño de por vida de las cerdas, al tomar en cuenta para su cálculo la longevidad, prolificidad y fertilidad; además, en el caso de LD anualizados, se refleja el impacto que tienen las prácticas zootécnicas e instalaciones en el rendimiento durante la lactancia.4 Todas estas consideraciones demuestran como una cerda es capaz de producir lo que debe producir mediante el aprovechamiento máximo de su estancia en la granja.


LNT anualizados. Asocia la eficiencia de una cerda mediante la producción total de lechones en cada uno de los partos (prolificidad), la duración de la vida de la cerda (longevidad), los DNP a lo largo de la vida de la cerda (fertilidad) y la duración de un año natural como recurso.4,5,12


Para nuestra cerda ejemplo, el cálculo sería: (88/942) * 365.25 = 34.12 LNT anualizados.


LD anualizados. De una forma similar a la variable anterior, esta medida asocia la generación de lechones en cada parto que produjo la cerda (prolificidad), la duración de su vida (longevidad), la acumulación de DNP (fertilidad) y el recurso tiempo; además, como se mencionó anteriormente, toma en cuenta los eventos sucedidos durante la lactancia, como la producción de leche y la mortalidad predestete.4 


El cálculo, considerando los datos del ejemplo, sería: (71/942) * 365.25 = 27.53 LD anualizados.


Es importante mencionar que para el cálculo de estas dos variables de eficiencia de por vida se pueden usar los días de vida en granja, como se han usado en distintos artículos;4,5,8 sin embargo, se debe considerar realizarlo solo con cerdas que hayan permanecido más de un año natural en la granja, ya que se podría estar sobreestimando la productividad anual de cerdas con menos de un año en la granja, como aquellas que han sido removidas inmediatamente después de su primer parto.4


Reflexión final


Actualmente, una unidad de producción porcina genera una gran cantidad de información en forma de datos y registros de los distintos eventos productivos que suceden en ella. Debido al impacto que estos eventos tienen sobre la rentabilidad de la granja y a la forma de mercado en el que se encuentra inmersa la producción de carne de cerdo, es necesaria una evolución constante en dirección a hacer cada vez más eficientes los procesos productivos para obtener los mejores rendimientos.16 Por esto, la gestión de la información de las cerdas para transformarla en conocimientos aplicados a la mejora de procesos y toma de decisiones en las unidades productivas nos permitirá conocer en donde nos encontramos y planificar hacia dónde queremos y debemos dirigirnos, así como prevenir y corregir desvíos mediante el análisis constante de los conocimientos generados.

Omar Olvera de la Cruz

Roberto Gustavo Martínez Gamba


Referencias


1. Piñeiro C, Morales J, Rodríguez M, Aparicio M, Manzanilla EG, Koketsu Y. Big (pig) data and the internet of the swine things: a new paradigm in the industry. Animal Frontiers [Internet]. 2019 abr 12 [citado 2022 jul 18]; 9 (2): 6-15. Available from: https://academic.oup.com/af/article/9/2/6/5448574

2. Koketsu Y, Tani S, Iida R. Factors for improving reproductive performance of sows and herd productivity in commercial breeding herds. Porcine Health Manag [Internet]. 2017 ene 9 [citado 2022 sep 8]; 3. Available from: /pmc/articles/PMC5382409/

3. Pomar J, Pomar C. A knowledge-based decision support system to improve sow farm productivity. Expert Syst Appl. 2005 jul 1; 29 (1): 33-40. 

4. Koketsu Y, Iida R. Farm data analysis for lifetime performance components of sows and their predictors in breeding herds. Porcine Health Manag [Internet]. 2020 sep 18 [citado 2022 may 11]; 6 (1): 1-12. Available from: https://porcinehealthmanagement.biomedcentral.com/articles/10.1186/s40813-020-00163-1

5. Ek-Mex JE, Segura-Correa JC, Alzina-López A, Batista-Garcia L. Lifetime and per year productivity of sows in four pig farms in the tropics of Mexico. Trop Anim Health Prod. 2015; 47 (3): 503-509. 

6. Gruhot TR, Calderón Díaz JA, Baas TJ, Stalder KJ. Using first and second parity number born alive information to estimate later reproductive performance in sows. Livest Sci. 2017 feb 1; 196: 22-27. 

7. Iida R, Koketsu Y. Number of pigs born alive in parity 1 sows associated with lifetime performance and removal hazard in high- or low-performing herds in Japan. Prev Vet Med. 2015 sep 1; 121 (1-2): 108-114. 

8. Lucia T, Dial GD, Marsh WE. Lifetime reproductive performance in female pigs having distinct reasons for removal. Livest Prod Sci. 2000; 63 (3): 213-222. 

9. Segura-Correa JC, Ek-Mex EJ, Alzina-López A, Magaña-Monforte JG, Sarmiento-Franco L, Santos-Ricalde RH. Length of productive life of sows in four pig farms in the tropics of Mexico. Trop Anim Health Prod. 2011; 43 (6): 1191-1194. 

10. Guo SF, Gianola D, Rekaya R, Short T. Bayesian analysis of lifetime performance and prolificacy in Landrace sows using a linear mixed model with censoring. Livest Prod Sci. 2001 dic 5; 72 (3): 243-252. 

11.     Zimmerman J, Karriker LA, Ramirez A, Schwartz KJ, Stevenson GW, Zhang J. Diseases of Swine. 11va edici. EUA; 2019. 1132 p. 

12. Iida R, Piñeiro C, Koketsu Y. High lifetime and reproductive performance of sows on southern European union commercial farms can be predicted by high numbers of pigs born alive in parity one. J Anim Sci. 2015; 93 (5): 2501-2508. 

13. Koketsu Y. Within-farm variability in age structure of breeding-female pigs and reproductive performance on commercial swine breeding farms. Theriogenology. 2005 mar 15; 63 (5): 1256-1265. 

14. Ma?opolska MM, Tuz R, Schwarz T, Ekanayake LD, D’Ambrosio J, Ahmadi B, et al. Correlates of reproductive tract anatomy and uterine histomorphometrics with fertility in swine. Theriogenology. 2021 abr 15; 165: 44-51. 

15. Real Academia Española. Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.5 en línea]. Eficiencia | Definición | Diccionario de la lengua española | RAE – ASALE [Internet]. [citado 2022 sep 11]. Available from: https://dle.rae.es/eficiencia

16. Zenatti J. Información: Nuestra principal aliada en la mejora de productividad [Internet]. BM Editores. 2022 [citado 2022 sep 11]. Available from: https://bmeditores.mx/porcicultura/informacion-nuestra-principal-aliada-en-la-mejora-de-productividad/

Publicidad