11 de noviembre de 2022 21:00 PM
Imprimir

No sólo la carne tiembla con China, también los lácteos

En lo que va del año, China ha importado 2,3 millones de toneladas de productos lácteos, una caída interanual del 20% y la primera disminución observada en los últimos 5 años

La demanda en China de importaciones de productos lácteos está disminuyendo, ya que el país se enfrenta a una fuerte desaceleración del crecimiento económico. Históricamente ha habido una fuerte relación entre el crecimiento económico de China y su nivel de importaciones de productos lácteos.

En lo que va del año (enero-septiembre), China ha importado 2,3 millones de toneladas de productos lácteos, una caída interanual del 20% y la primera disminución observada en los últimos 5 años. Según se informa, la reducción de la demanda de China ha contribuido a que los precios sean más bajos en los mercados mundiales a medida que disminuye la competencia por los suministros disponibles.

Todas las categorías de productos han visto disminuciones en los volúmenes importados hasta la fecha, excepto la manteca y el aceite de manteca, donde se ha visto un aumento marginal del 1%, debido a la demanda del sector de la panadería. Las restricciones en curso como parte de la política Covid cero significan que la demanda de queso y cuajada ha caído, ya que depende más del sector de la hotelería, con las importaciones experimentando una disminución del 18% interanual.

Se informa que la producción nacional de leche aumentó en 2022 debido a un rebaño más grande y al impulso del gobierno para aumentar la autosuficiencia. Este aumento de la producción junto con el impacto de los continuos bloqueos por Covid ha significado que se requiere menos producto fresco. Esto ha llevado a que la leche y la crema experimenten la mayor disminución interanual en términos de volumen, con más de 200.000 toneladas menos de productos importados.

Un efecto colateral de este aumento de la producción y la disminución de la demanda de productos frescos es que se espera que los procesadores nacionales aumenten la producción de LPE para limitar las pérdidas, según el USDA. Las importaciones de LPE han bajado 120.000 toneladas (17%) en comparación con hace un año. Además, las importaciones de LPD cayeron un 24% (83.000 toneladas). En China, la LPD y la LPE a menudo son intercambiables como ingredientes alimentarios, por lo que es probable que el consumo de LPD importado sea menor en 2022 debido a mayores existencias y producción de LPE (Leche en Polvo Entera), lo que reduce las importaciones de LPD (Leche en Polvo Descremada).

Casi todas las naciones exportadoras clave han registrado disminuciones en los volúmenes de productos lácteos enviados a China en 2022. La UE ha experimentado la mayor caída, un 31% menos en comparación con el mismo período en 2021. Es probable que esto sea el resultado tanto de la demanda debilitada pero también precios poco competitivos, ya que la menor producción de leche en el continente provoca una menor disponibilidad de suministros exportables. Nueva Zelanda sigue siendo el mayor proveedor de productos lácteos de China, proporcionando poco más de un millón de toneladas en lo que va de 2022, un 14 % menos que los volúmenes vistos hace un año. En tanto EE.UU. ha bajado un 4 % año tras año, mientras que Australia es la única nación clave que experimenta leve crecimiento: 1%.

Fuente: puntal.com.ar

Publicidad