16 de noviembre de 2022 10:13 AM
Imprimir

“Queremos contratar a la gente en blanco, pero no quieren”: la queja de un productor que busca empleados

Ricardo Ranger, un citrícola de la localidad misionera de Eldorado, y Sergio Delapierre, yerbatero, enfrentan problemas para contratar personal en medio de los planes sociales

Ricardo Ranger, un productor citrícola de la localidad misionera de Eldorado, lleva meses sin poder cumplir con los pedidos de entrega de naranja porque no consigue personal para la recolección de su producción. A comienzos de año había abandonado 80 hectáreas de limones luego que en 2021 se le pudrieran, en el piso, 200.000 kilos de naranja y 2 millones de kilos de limones ya que tampoco encontró gente para la cosecha.

No podemos cumplir con los pedidos porque no tenemos suficiente personal. Queremos contratar a la gente en blanco, pero no quieren porque tienen miedo a perder los planes sociales que reciben del Estado. Solo están dispuestos a trabajar en negro”, dijo el productor, que tiene plantaciones de naranja, limón y mandarina.

Según contó, actualmente tiene el personal mínimo y desde hace tiempo que busca a cinco cosecheros más, sin éxito. “Solo quieren trabajar en negro, hacer changas o venir tres veces por semana y yo no estoy dispuesto a darles trabajo no registrado”, indicó y agregó: “Teníamos tres personas que iban a venir a cosechar y con el último IFE dijeron que al no”.El año pasado Isabel, la mujer del productor Ricardo Ranger, grabó un video que llegó a Presidencia de la Nación. Luego se comunicaron con él para mostrar su preocupación por la situación que atraviesa

Se trata de una situación que se replica en muchas de las economías regionales. En rigor, en diálogo con LA NACION, Pablo Vernengo, director ejecutivo de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), explicó que a pesar de que existe el decreto presidencial 514/2021 que compatibiliza la percepción de los planes y programas sociales y de empleo con el trabajo registrado en actividades temporales y estacionales, continúan los problemas para conseguir mano de obra.

Ocurre que, según indicó, “en diciembre a través de la resolución 1734 del 2021 el Ministerio de Desarrollo Social desacopló la Tarjeta Alimentar y los trabajadores golondrinas perdieron ese beneficio. Por ende volvieron a descreer del sistema y vuelven a pedir trabajar en negro”.

En este contexto, en el sector siguen trabajando para que salga un proyecto de ley de la senadora Nora del Valle Giménez que contempla la ampliación de la seguridad social de los trabajadores rurales temporarios y permanentes discontinuos en las pymes regionales y que se incorpore la Tarjeta Alimentar. “Es un proyecto que trabajamos desde Came con la senadora para resolver un problema de un sector muy vulnerable como son los trabajadores golondrinas”, dijo.

“Nos vemos obligados a contratar personal informalmente para no perder productividad porque no hay gente que quiera trabajar en blanco”, dice Sergio Delapierre, un pequeño productor yerbatero misionero.

Una de las plantaciones del productor Ricardo Ranger.
Una de las plantaciones del productor Ricardo Ranger.

“El problema es que la gente cuando empezó a recibir ayuda social, que nosotros no cuestionamos, se empezó a mostrar desinteresada en tener trabajos que le insumen ocho o nueve horas por día y se perdió el habito”, lamentó.

Según detalló, a un trabajador de esta actividad “se le paga entre 70.000 a 80.000 pesos por mes, mientras que con plan se hacen de entre 40.000 y 80.000 pesos”, aunque aclara que varía mucho.

“Sería importante que el Estado reduzca las cargas patronales, es decir los aportes y contribuciones, que hoy superan el 50% de lo que gana el asalariado para poder subir los salarios”, expresó.

“Con los márgenes de ganancia que tiene un yerbatero es difícil que pueda subir el salario; el precio de la yerba mate está planchado desde el año pasado y muy desactualizado respecto a la inflación”, señaló.

Pidió que se trabaje en una modificación de las leyes laborales, sindicales y tributarias. “Necesitamos que se haga un trabajo consensuado con la parte obrera, con la empresarial y el Estado para modificar lo que sea necesario para que podamos contratar trabajadores en blanco”.

Contó que creó una aplicación digital que busca blanquear el trabajo eventual: se llama Labor App . “Con la aplicación lo que se busca es simplificar el trámite de contratación de mano de obra para realizar trabajos de corta duración”, indicó y agregó: “Se trata de un sistema que funciona a través de una aplicación digital dentro del esquema administrativo de la Anses”.

Pilar Vazquez

Fuente: La Nacion

Publicidad