17 de noviembre de 2022 10:34 AM
Imprimir

El Gobierno apunta a una ley para los ferrocarriles y a un plan por US$15.000 millones

Se trata de un programa a 10 años, según indicó Damián Contreras, presidente de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE); se presentaría en la próxima apertura de sesiones ordinarias en el Congreso

El presidente de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE), Damián Contreras, presentó un Plan de Reparación Histórica Ferroviaria, un sistema que busca mejorar las exportaciones y la competitividad de los productores. Prevé una inversión de US$15.000 millones a diez años. De ese monto, unos US$3000 millones ya estarían asegurados vía diversos organismos. El programa, que se traducirá en un proyecto de ley, se presentaría el 1° de marzo próximo en el Congreso con la apertura de sesiones ordinarias.

Según explicó el funcionario en el marco de la conferencia “El desarrollo agrobioindustrial requiere una reparación histórica de los ferrocarriles”, organizada por Claudio Molina y Fernando Vilella en la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba), el objetivo es transportar, en 10 años, más de 47 millones de toneladas por esa vía.

“Desde el inicio de esta gestión, primero con el ministro Mario Meoni, luego con nuestro ministro actual, Alexis Guerrera, y junto a mis colegas de Trenes Argentinos Infraestructuras, Trenes Argentinos Operaciones, y Trenes Argentinos Cargas, trabajamos fuertemente para reposicionar al ferrocarril como modo de transporte”, dijo el titular de FASE.

Entre otros datos, reveló que se han invertido en el sector público ferroviario de cargas 89.000 millones de pesos, y que esto ha permitido obtener algunos logros históricos, como las 8 millones de toneladas transportadas por granos por cargas; avanzar en nuevos accesos ferroviarios al complejo agroexportador de Timbúes y que en el circuito circunvalar de Santa Fe se optimizaran los tiempos de viaje.

A esto se le suma, indicó, la habilitación de nuevos puntos logísticos como el inaugurado en San Francisco, Córdoba, y el de Güemes, en Salta, que avanza en su ejecución y la reactivación del Paso Internacional Posadas Encarnación. Según explicó, esto “genera nuevos flujos de cargas”.

En el nuevo plan estaría prevista la rehabilitación y mejora de kilómetros de vías en el norte y centro del país. “Entendiendo que el ferrocarril constituye un actor fundamental para la logística y el crecimiento del sector productivo es que nos hemos planteado una puesta en valor del sistema ferroviario, a la que hemos denominado Plan de Reparación Histórica Ferroviaria. Este plan consiste en el diseño de un plan de inversiones en infraestructura, señalamiento, comunicaciones y material rodante, junto con la capacitación del capital humano que tiene el sistema ferroviario para modernizar la red ferroviaria a desarrollarse en el plazo de diez años, las cuales surgen de un relevamiento de necesidades consensuadas entre todos los actores del sector”, extendió.

El titular de FASE sostuvo que este plan de inversiones se acompañará de un proyecto de financiamiento que otorgue previsibilidad y seguridad en su ejecución, y que se presentará para su tratamiento y aprobación ante el Congreso de la Nación. “Pretendemos generar también una agenda federal acerca del presente y el futuro del ferrocarril, abierta a la discusión y conciliación pública”, expresó.

Asimismo, afirmó que con esto se renovarán las expectativas, estimando que en 10 años el sistema ferroviario podría transportar más de 47 millones de toneladas. De esta forma se renovará también su capacidad actual e incrementará el transporte de pasajeros hasta alcanzar los 500 millones anuales transportados.

“Proponemos un plan de inversiones para los próximos 10 años de más de 15.000 millones de dólares, más de 9000 de ellos para ser invertidos en la infraestructura en el transporte de cargas. El desarrollo del ferrocarril debe constituirse en una política pública fundamental para promover el desarrollo equilibrado de nuestras economías, generando beneficios económicos regionales para cumplir nuestro deber de ser federales”, destacó.

Por eso, dijo, buscan volver a convertir al ferrocarril en un enorme motor para el desarrollo económico y social, que dinamice las economías de cada región y mejore la calidad de vida de todos los argentinos. “En este plan de reparación histórica ferroviaria podemos buscar coincidencias, aún desde el disenso, escuchar la voz de los trabajadores, de los que entienden y saben de estas situaciones”, afirmó y celebró que las universidades y profesionales se involucren en este tema.

“Breguemos entre todos para que esta ley sea una política de Estado como debe ser, independientemente de los colores políticos, que esa política haga recuperar el sistema ferroviario por el bien de nuestro país”, sintetizó.

Fuente: La Nacion

Publicidad