18 de noviembre de 2022 19:12 PM
Imprimir

Gustavo Grobocopatel habló de un “contexto turbulento” en el mundo e hizo un pedido a sus pares

En un seminario, el productor agroindustrial hizo foco en la situación de la producción frente a Brasil, el contexto internacional y la cuestión social, entre otros puntos

Gustavo Grobocopatel se refirió a la importancia que tienen las empresas del sector agropecuario en la sociedad e invitó a sus pares a “resolver los problemas sociales”. Detrás de una pantalla y desde Viena, Austria, el empresario fue el encargado de brindar las conclusiones finales del Foro Nacional de Agronegocios, organizado por LIDE, que convocó a dirigentes y líderes del campo.

“Más allá de los logros que se han manifestado, todos sabemos que en los últimos 10 años la producción agrícola en la Argentina no subió, está estancada al lado de Brasil, que en ese tiempo creció un 100%”, señaló. “No hemos logrado tener un impacto positivo sobre la sociedad, solamente estamos logrando mitigar daños y no hemos conseguido convencerla de que hay otro camino posible que no sea el de las pruebas sucesivas y repetidas de fracasos y fracasos”, agregó.

Según explicó, durante los últimos 12 años se habló de una transformación turbulenta en el mundo. “Lo que viene es mucho peor. Estamos en un momento nunca antes visto. Hay una confrontación abierta y un proceso de desglobalización”, señaló. Por otra parte, señaló que “el proceso del empleo tuvo un impacto positivo en algunas cosas, y también negativas como la ampliación de la desigualdad”.

“La forma de preservar el empleo en este tiempo es cambiar de trabajo, si nosotros no nos preparamos para cambiar de trabajo va a ser muy difícil preservar el empleo. Entonces, leemos falta de inclusión, desplazamiento y demás. Todas estas consecuencias negativas del proceso, que yo considero que no son del proceso en sí mismo, sino de una falta de adaptación de la sociedad; es a estos cambios que generó y genera una crisis en la democracia con el crecimiento del populismo y nuevas formas que van regenerando o repensando el concepto de democracia”, agregó.

Explicó también que a esto se le agrega la crisis financiera que, según los expertos, es única porque nunca se vio una caída general y simultánea de activos, de bonos económicos, con inflación y estancamiento. “Estamos frente a un hecho único y que también es difícil prever”, dijo.

Cambio climático

El empresario hizo también foco en el cambio climático y en el impacto en la producción. “La Argentina es vista como un estabilizador por su aporte a la seguridad alimentaria. Tenemos esa oportunidad en medio de un contexto turbulento, impredecible, enorme, pero tenemos el problema de la inflación, que no es imposible combatirla, hay que tener determinación y coraje político. El sector tiene mucho para aportar, porque es uno de los pocos que tiene una visión compartida, la tenemos bastante clara”, puntualizó.

Sostuvo que en el sector tendría que haber un movimiento hacia la producción sustentable con inclusión. “Si hay una cosa que hemos aprendido estos años es que más allá de que nosotros decimos que somos bárbaros, que hacemos las cosas bien, hay temas que todavía tenemos que explorar”, afirmó.

“Las empresas vamos a tener que aprender a compartir e incluir, a integrar no solamente la cadena de valor en las redes, sino integrar los que están fuera del sistema porque eso es lo que nos va a dar legitimidad, nos va a dar de alguna manera poder de transformar el país y ser considerado parte de la solución. La sociedad se siente decepcionada por las empresas, considera que las empresas tienen que resolver el problema porque tienen una posición de liderazgo y conocimiento mayor y todavía no hemos logrado resolverlos”, cerró.

Belkis Martínez

Fuente: La Nacion

Publicidad