19 de noviembre de 2022 11:36 AM
Imprimir

En Uruguay los precios de la carne bajan, pero no para los consumidores

Los consumidores uruguayos no logran ver reflejada la caída en los precios finales, y los carniceros señalan que solo algunos cortes sufrieron bajas.

La caída de los precios que la carne viene experimentando, sobre todo, en el sector productivo no se han visto trasladados al bolsillo de los consumidores de Uruguay, a pesar de que el valor del ganado en las últimas semanas se redujo en un 40%; y desde las carnicerías sostienen que la razón está en la disparidad de las bajas, ya que los cortes sin hueso no hubieron cambios.

Los últimos meses han sido duros para los productores ganaderos que han visto caer el precio de la materia prima de la industria frigorífica en un 40% y el valor medio de la tonelada de exportación en un 10%, en un contexto de sequía generalizada y menos comercio con China.

En este sentido, el precio del novillo gordo para faena llegó a superar en mayo de este año el umbral de los 5,50 dólares por kg a la carne para el productor. En cambio, hoy ese mismo animal se paga sobre un eje de 3,40 dólares por kg, lo que pautó una caída del 38% para el productor ganadero.

Sin embargo, el consumidor final no ha visto este descenso de precios reflejado en las carnicerías, incluso cuando en los comercios y frigoríficos el valor de la media res cayó un 20%, abaratando los costos para el negocio.

Los carniceros sostienen que la baja de precios no fue generalizada

El secretario de la Unión de Vendedores de Carne (UVC)Alfonso Fontenla, reconoció que el consumidor uruguayo no sintió el impacto de las modificaciones en los precios en la cadena de valor, a pesar de que la carne con hueso (aguja, paleta, falda y cogote) que suministran los frigoríficos también ha bajado sobre un eje del 30% para los carniceros.

Para Fontenla, el problema está en que no sucedió lo mismo con los cortes sin hueso, como colita de cuadril, peceto o nalga, que las plantas frigoríficas han mantenido en los mismos valores, sin cambios. Incluso el asado con hueso, un producto estrella en las carnicerías y de gran consumo en la población, tampoco ha reducido su precio para los carniceros, algo que puede verse fácilmente en el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Según el sector, esta disparidad en la baja de precios es el motivo por el cual los consumidores finales no la han visto reflejado en los precios de las carnicerías.

Fuente: ambito.com

Publicidad