23 de noviembre de 2022 19:06 PM
Imprimir

La Coprosa le pide al Senasa no vacunar novillos gordos

El organismo también analizó diversos aspectos de la campaña sanitaria bovina en la provincia

La Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa) Ejecutiva renovó su reclamo ante el Senasa para que los novillos gordos con destino a faena  no sean vacunados contra la aftosa por considerarla innecesaria y porque provoca pérdidas extras cuando pasan por los frigoríficos.

Presidida por el jefe del Subprograma Producción Pecuaria, Oscar Cheratto, la reunión se realizó el jueves pasado y tuvo carácter de ampliada, ya que se invitó a los presidentes de los 19 centros ganaderos distribuidos en diferentes zonas de San Luis.

Por orden cronológico, entre los temas más destacados, analizaron la propuesta del Senasa sobre un convenio de cooperación denominado “Una salud”, para que de manera voluntaria los centros ganaderos sumen tareas complementarias a lo que ha sido tradicionalmente su rol con las vacunas de aftosa y de brucelosis.

Los entes presentes en la reunión demandaron más claridad en la información, según informaron de manera oficial.

Otro aspecto analizado fue el avance de la segunda campaña contra la aftosa, que se presenta muy dispareja debido a la diversidad que posee la geografía provincial y las condiciones climáticas que dificultan su desarrollo.

 Contagiosa. Ya suman ocho los casos de anemia infecciosa equina

Minutos más tarde, la Coprosa renovó su reclamo para dejar de vacunar a los bovinos gordos que van a faena, una cuestión que se viene planteando al Senasa desde hace mucho tiempo.

Los productores de esta categoría de animales tienen quince días desde que comienza la campaña para poder moverlos. Al decimosexto día se debe volver a vacunar y el problema que se plantea es que es un animal que tiene dos días después es carne, por lo que no tiene razón de ser exigido a una respuesta inmune, ya que termina la vida del novillo.

Para los integrantes de la Coprosa, esto perjudica sanitariamente porque en el frigorífico la zona de inoculación de la res la descarta, lo que significa una pérdida extra. Y si la planta de faena no la descarta, ocurre algo más grave, porque la gente la consume.

Por otra parte, el organismo ya pasó al ministro de Producción, Juan Lavandeira, una nota presentada por los centros ganaderos, en la que piden ser parte de la Coprosa, como en el pasado, con una silla para cada uno de los 19 presidentes.

Aumentaron las vacunas

La Coprosa fue notificada formalmente por el Laboratorio Biogénesis sobre el aumento de la vacuna contra la aftosa a partir de 2023, con un agregado de 53 pesos por dosis, con lo que pasarán a costar alrededor de 230.

La única condición que beneficia al productor es que durante la próxima campaña el laboratorio no podrá modificar el precio.

La Sociedad Rural Río Quinto expresó antes de conocerse el aumento de la vacuna antiaftósica su rechazo a todo tipo de incremento arancelario, impuestos y tributos, dada la crítica situación que padece la ganadería argentina.

En otro orden, Cheratto indicó que la recomendación surgida de la Coprosa para quienes estén aplicando el Plan Toros II es que los productores que realicen el raspaje deben hacerlo en período de reposo sexual.

Redacción/MGE

Publicidad