9 de diciembre de 2009 11:33 AM
Imprimir

Desgravación engrosará el déficit de la Argentina

Los planes de los legisladores de la oposición argentina de reducir los impuestos a las exportaciones de soja en unos US$1.500 millones pueden descarrilar los esfuerzos del Gobierno de contener un déficit fiscal creciente el año próximo, dijo Goldman Sachs Group Inc.

"El Gobierno tiene que reducir los gastos en el 2010, y perder una fuente de rentas hace más difícil el ajuste", dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs en Nueva York. "La situación fiscal se está desbocando".Los legisladores de la oposición serán más numerosos que los partidarios de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en ambas cámaras del Congreso cuando los congresistas elegidos en los comicios de junio ocupen sus escaños el 10 de diciembre. El primer objetivo de su agenda es reducir los gravámenes a las exportaciones de soja a un 25 por ciento desde un 35 por ciento, lo que costaría US$1.500 millones en renta fiscal, dijo Ricardo Buryaile, agricultor que fue elegido a la Cámara de Diputados por la Unión Cívica Radical.La desgravación reduciría la renta del Gobierno en momentos en que la necesita para contener su déficit fiscal, que aumentará a un 1 por ciento del producto interno bruto en el 2010 desde un 0,8 por ciento este año, dijo Ramos en una entrevista el 1 de diciembre. La brecha creciente puede reducir la demanda cuando Argentina acuda a los mercados internacionales de crédito por vez primera desde que declaró la suspensión de pagos sobre una cartera de deuda de US$95.0000 millones en el 2001, dijo Bertrand Delgado, economista principal de mercados emergentes y América Latina en RGE Monitor."Si Argentina baja los impuestos y al mismo tiempo continúa aumentando los gastos, la deuda de Argentina pasará a ser más riesgosa", dijo Delgado, de 41 años, en una entrevista telefónica desde Nueva York el 2 de diciembre.Déficit gubernamentalEl Gobierno registró un déficit de 6.600 millones de pesos (US$1.730 millones) durante los 10 primeros meses de este año, según el Ministerio de Economía. Los voceros de la Casa Rosada y el Ministerio de Economía no devolvieron las llamadas en que Bloomberg News pedía un comentario al respecto.Argentina planea vender bonos una vez haya finalizado un canje de deuda morosa de unos US$20.000 millones que los inversionistas se abstuvieron de incluir en una reestructuración llevada a cabo en el 2005, dijo el ministro de Economía Amado Boudou el 20 de noviembre. El ministro, de 47 años, dijo que espera hacer la oferta para fines de enero.El rendimiento adicional que los inversionistas exigen para comprar bonos de Argentina en dólares en lugar de deuda del Tesoro de Estados Unidos, cayó a 7,65 puntos porcentuales el 4 de diciembre desde 19,6 puntos porcentuales el 25 de marzo, según JPMorgan Chase & Co., de Nueva York.El año pasado, los intentos de Fernández de aumentar los aranceles de exportación agrícolas provocaron una campaña de protestas de cuatro meses por los agricultores que deprimió la popularidad de la presidenta a cerca de un 20 por ciento. El proyecto de aumento de impuestos fue rechazado en el Senado por un margen de un solo voto. En las elecciones legislativas del 28 de junio, 12 dirigentes del sector agropecuario fueron elegidos a la Cámara de Diputados de 257 miembros.Fondos de pensionesDesde su llegada a la presidencia en diciembre del 2007, Fernández, de 57 años, dependió del apoyo de su coalición legislativa mayoritaria a programas como la nacionalización de los fondos de pensión privados, dotados de US$24.000 millones, y la de Aerolíneas Argentinas SA, la compañía aérea bandera del país.Ahora que Fernández está a punto de perder sus mayorías, "es esencial reconsiderar el problema de los impuestos al agro", dijo Burayile, de 47 años, ex vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, en una entrevista telefónica desde la provincia norteña de Formosa. "Vamos a proponer que se reduzca gradualmente el impuesto a las exportaciones de soja hasta que desaparezca del todo".Alberto Bernal, director de investigaciones mercantiles en Bulltick Securities Corp. en Miami, dijo que la reducción arancelaria sería "una excelente noticia" puesto que estimularía la economía. El aumento de los impuestos sobre ingresos y sobre las ventas compensaría la reducción de los aranceles a la soja, dijo. Bernal, de 35 años, pronosticó que la economía crecerá un 4 por ciento en el 2010 después de contraerse cerca de un 2 por ciento este año."La reducción de los impuestos mejorará las ganancias de los agricultores, aumentará el consumo y hará que la economía crezca más rápidamente el año próximo", dijo Bernal en una entrevista telefónica el 1 de diciembre

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *