9 de diciembre de 2009 11:42 AM
Imprimir

La carne chaqueña gana terreno en la provincia

Al inicio de la actual gestión, más del 90% del mercado local era propiedad de firmas "extranjeras". Sin embargo, las fuertes políticas oficiales lograron que ahora el 60% de la carne que se consume en la provincia provenga de frigoríficos chaqueños.

En sólo 18 meses de trabajo, el gobierno provincial logró revertir los patrones de consumo de carnes rojas en el Chaco, que históricamente se abasteció de frigoríficos de otras provincias.
A principios de 2008, más del 90% de los cortes que se comercializaban en el área metropolitana provenían de distritos como Santa Fe y Entre Ríos. Sin embargo, una fuerte política implementada por el Ministerio de Economía pudo contrarrestar esa proporción a apenas un 40% de consumo de carne extranjera.
La fuerte decisión de la cartera que conduce el ministro Eduardo Aguilar logró que los frigoríficos chaqueños no sólo emparejen en volúmenes de venta a sus competidores ubicados fuera de la provincia, sino que en estos últimos meses pasen a liderar el mercado cárnico.
El aumento en las ventas fue advertido por la Cámara de Frigoríficos del Chaco, cuyo presidente, Eduardo Carrara, destacó positivamente “la fuerte apuesta del Ministerio de Economía a favor de la producción y la industria locales nos permite salir a competir de igual a igual con otras provincias líderes en materia cárnica”.
Actualmente, el 60% de la carne que se consume en Resistencia y su área de influencia proviene de frigoríficos locales. De esta manera, se han revertido los históricos patrones de compra a plantas de faena de otras provincias, que hace apenas dos años llegaba a superar el 90% del total del mercado.

Controles tributarios más efectivos
Uno de los puntos fuertes de la política cárnica del gobierno provincial es la profundización de los controles tributarios en distintos puntos de la geografía del Chaco. Esto permitió hacer verificaciones más exigentes que repercutieron favorablemente en cuanto a incrementos en las ventas de los frigoríficos locales.
Por iniciativa del Ministerio de Economía se remitió a Diputados un proyecto de ley para gravar el ingreso de carne de otras provincias y preservar la producción local. Con esta herramienta –la ley 6.286– el Chaco incrementó del 1% al 3% la alícuota a los frigoríficos extranjeros.
Con este concepto, en lo que va de 2009 la provincia recaudó $ 732.000, lo que significa un aumento del 64% respecto de 2008 en cuanto al ingreso de carnes de otras provincias. Además, desde la Administración Tributaria Provincial (ATP) se han realizado intimaciones a firmas cárnicas por un monto que ronda los $ 308.000.
Recientemente, el presidente de la Cámara de Frigoríficos declaró que “la puesta en marcha de los controles fronterizos que dispuso el gobierno provincial repercutió más que positivamente en nuestra industria porque hemos incrementado los niveles de venta”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *