9 de diciembre de 2009 12:50 PM
Imprimir

Pesqueras ordenarían vacaciones compulsivas por baja en la actividad

La extensión del conflicto pesquero en el puerto de Rawson y que afecta la operatoria de la flota amarilla obligaría a varias empresas con plantas de procesamiento en Puerto Madryn a adelantar las vacaciones de su plantilla de personal al estar desabastecidas y al no avizorarse una salida inmediata.

Las pesqueras evalúan la conveniencia de anticipar las licencias anuales de su personal y se lo habrían hecho saber al Sindicato de la Alimentación, aunque los trabajadores no estarían conformes con que se adopte una medida de este tipo.

A dos semanas de comenzado el paro en Puerto Rawson ya no hay fresco para procesar y el congelado para reproceso apenas mantiene a las plantas con turnos reducidos, y esto sería determinante ya que los empresarios consideran inconveniente pagar horas a valor completo por una tarea como el reprocesamiento de congelado que no tiene demanda inmediata.

En consecuencia estiman que si no se destraba el conflicto y los barcos siguen sin poder salir a pescar no habrá materia prima para sostener los turnos en las líneas de procesamiento y en pocos días más podrían ordenar vacaciones compulsivas para todos los fileteros.

Hay algunas empresas que son más dependientes que otras de la flota amarilla de Rawson y la comunicación al personal ya se hizo llegar, por lo que no sorprendería una repentina notificación a los trabajadores para que retornen a sus empleos dentro de un mes.

La planta de Pereira Argentina en Puerto Madryn está casi paralizada, en Pescapuerta la actividad se ha visto reducida de manera importante, al igual que en Pesquera San Isidro que depende en gran medida de la materia prima que se descarga en el puerto de la capital provincial.

Desde el STIA quieren que se siga trabajando con productos congelados hasta tanto se levante el paro del SOMU, y rechazan la posibilidad de vacaciones compulsivas porque se llegaría a fin de año con sueldos mínimos garantizados. Sobre el tema ya ha habido algunos contactos entre las empresas y el gremio, pero todo depende de la evolución de la huelga de la marinería, cuyas negociaciones a esta altura permanecen estancadas.

ESTRATEGIA DE DESGASTE

Las gestiones de mediación por parte del gobierno provincial parecen estar lejos de acercar las posturas entre los marineros y los armadores de los barcos de la flota costera. Durante el fin de semana no hubo ningún contacto entre las partes, nadie se muestra proclive a ceder ante la pretensión del otro sector.

Esta semana con un feriado en el medio tampoco ayudaría demasiado para retomar las negociaciones salariales. Ni los empresarios ni lo sindicalistas dicen que el diálogo está cortado, lo que en realidad existe es un diálogo de sordos.

Los dueños de barcos que tienen las posturas más duras, sugieren a sus pares mantenerse firmes sin ceder y esperar el desgaste de la huelga entre los marineros. Apuestan a que cuanto más días sigan sin salir a pescar, mayor será el impacto en las remuneraciones a cobrar a fin de mes y podrían percibir sólo el garantizado de dos mil quinientos pesos.

La estrategia de los armadores es dejar que se prorrogue el paro y que sean los propios marineros los que terminen aceptando los valores del pescado ofrecido por los empresarios que es de 11 pesos por kilo de langostino.

COLGADOS DEL PINCEL

La flota amarilla amarrada al puerto y los marineros acampando en los jardines de la Municipalidad de Rawson son la nueva postal de la capital chubutense. Las medidas de fuerza en la actividad pesquera no involucran y afectan solamente a quienes llevan adelante la huelga, sino también tienen su repercusión en otras actividades.

Los estibadores de Rawson llevan dos meses de un inusual parate, ya que ha sido habitual que desde el mes de octubre en adelante la flota amarilla tenga su mayor actividad anual. Dos meses de demora en el inicio de al zafra de langostino también afectan al comercio local, teniendo en cuenta que las tripulaciones están conformadas casi en su totalidad por vecinos de la ciudad y lo que ganan lo vuelcan directamente al consumo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *