10 de diciembre de 2009 00:07 AM
Imprimir

Alerta en el campo por la reforma tributaria de Binner

Federación Agraria manifestó su "altísima preocupación". Buzzi le dijo a ON24 que hubieran preferido conversar sobre el tema con el gobernador

El campo ultima los detalles del gran acto que tendrá lugar mañana, en el Rosedal de Palermo, oportunidad en la que celebrarán la conformación de un nuevo Congreso Nacional, en el que contarán con representantes del sector productivo.

Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, le dijo a ON24 que intentan “poner en agenda lo que hace falta discutir, resolver y transitar durante 2010”. Para el dirigente federado, “evidentemente no fue recepcionado el voto del 28 de junio en toda su magnitud”.

Lo cierto es que, en Santa Fe, el 90 % de los votantes, sufragó por cambios contra el centralismo, la falta de federalismo, la pésima calidad institucional, el ensañamiento contra el sector productivo, la inseguridad y el trabajo. Pero para Buzzi, “el matrimonio gobernante, en lugar de recepcionar el mensaje, profundizó durante estos 6 meses la lógica de manejar el poder y beneficiar a los mismos actores, sin resolver los problemas y viendo como se agudizaron”. “Esto explica los niveles de crispación y malestar que uno ve en la sociedad, y especialmente el tema de la inseguridad que termina siendo la consecuencia de la exclusión”, sentenció.

Buzzi dejó en claro además que ya no es ir a Buenos Aires a reclamar solo por las retenciones, “es convocar a la ciudad y el campo, y hablar de inclusión, paz y esperanza;
esto no pretende ser la segunda parte de 2008, sino que en todo caso quiere ser el anticipo de lo que hay que discutir en 2010″.

Por lo pronto, los “agrolegisladores” ya están pulseando para dirimir quien se hace cargo de la presidencia de la comisión de agricultura en diputados y no logran ponerse de acuerdo. Por los federados, Ulises Forte y Pablo Orsolini están en la pole para hacerse cargo, pero también pugna por ese cetro el ex vice de CRA, Ricardo Buryaile.

Sin dudas habrá iniciativas, pero será dificultoso ponerse de acuerdo en los instrumentos y como resolverlo. “No será un tramite sencillo y serán necesario acuerdos y consensos”, se sinceró Buzzi. Pero aclaró enseguida que “seria muy complicado que después de esos acuerdos, vengan los vetos, de los cuales hay amenazas explicitas”.

“El veto es una forma de autoritarismo muy complicado”, advirtió. En verdad, ya lo practicó la presidenta y eso significó el repudio y el último paro agropecuario de setiembre, cuando la primer mandataria vetó una emergencia que otorgaba 6 meses de no retenciones a una zona que esta realmente destruida.

Rescatando al ministro Dominguez

El presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, valoró la institucionalidad, que exista este ministerio de Agricultura y Ganaderia, que haya puesto en marcha la reglamentación de la ley de emergencia agropecuaria, haber colocado a una persona capaz como Haroldo Lebed, para la asignación de recursos a las zonas afectadas por la sequía y haber conformado el Concejo Federal Agropecuario, entre otras cosas. Pero subrayó que el gran problema es la caja y la caja no depende de un ministro.

“La gran discusión no pasa por un ministerio, sino por quienes toman las decisiones de fondo; de los 6500 millones de dólares que le sacan a los productores agropecuarios en concepto de retenciones, no vuelve nada o muy poco y eso extrangula hoy a la economía del interior”, destacó Buzzi.

Y aclaró que no tienen un dogmatismo en contra de las retenciones, “pero estamos a favor de un porcentaje mas moderado y una diferenciación para los pequeños productores”.

¿Reforma tributaria o aumento de impuestos?

Por último, Buzzi manifestó una “altísima preocupación de la federación” agraria por la reforma impositiva que pretende llevar adelante el gobierno provincial en Santa Fe. “Le dijimos a Binner sobre la necesidad de que el proyecto salga con algún nivel de consenso”.

Y si bien son consientes de que el inmobiliario rural hace 15 años no se mueve y requiere de algún tipo de actualización moderada, esta debería darse de acuerdo a las zonas y el tamaño de productores.

“No pretendemos ser cogobierno, simplemente poder opinar; hay cada vez mas preocupación por este impuestazo o reforma impositiva en Santa Fe”. Para el caso del inmobiliario rural, los incrementos llegan hasta el 200%. “El asunto es cuanto, como y para quienes”, pidió Buzzi.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *