10 de diciembre de 2009 07:55 AM
Imprimir

El consumo de carne es el mayor de la última década

Los precios se han incrementado en las últimas semanas, marcando una tendencia interesante, lo que podría compensar las pérdidas productivas, llegando las cifras a los mejores márgenes de los últimos años, mejorando comparativamente entre octubre y noviembre. Las exportaciones fueron más y a menor precio.

Como todos los años, se observa un aumento de precios en la invernada en los primeros meses de verano, explicado por la menor oferta de animales chicos en el mercado. De todas maneras, si se comparan los precios con los del año anterior, se observa que la cotización promedio de noviembre de las terneras de 170 kg/cab pasó de 3,1 en 2008, a 3,9 $/Kg vivo en el 2009. Para los terneros de 160/180 las cotizaciones pasaron de 3,3 a 4,05 $/kg vivo, mostrando un aumento de más del 25% respecto del año anterior. Si estos precios se mantienen, los criadores podrán compensar con precio las grandes pérdidas de producción que están teniendo producto de la sequía, según explica el Informe de Hacienda de CREA.La mayor preocupación no son los precios actuales, ya que no existe una gran oferta que defina el negocio de la cría, sino cuál va a ser el comportamiento de los precios para la zafra que viene, donde se prevé una baja de producción.
En las operaciones a término se tratan precios que superan los 4,5 a 4,8 $/kg vivo. De ser así, parecería interesante empezar a cerrar operaciones para consolidar precios y tener ingresos, dependiendo de las necesidades financieras, de la sensación de precios futuros, de las posibilidades de retener parte de la producción y de cuál es el precio de venta con el que cerrará el negocio. Si hay necesidades financieras y el precio cierra un año positivo, se deberían ir tomando.El precio al destete debería seguir subiendo por la baja oferta, pero no se sabe cuándo frenará este avance. No hay que olvidarse que 4,5 $/kg vivo para arriba es el mayor precio registrado en los últimos 3 años. Aunque si se lo lleva a precio dólar la diferencia se achica y con estos precios se estaría hablando de un incremento real en esta moneda de alrededor de un 5% de un año a otro, que tampoco es desalentador. Habría que ver si se pueden realizar negocios fijados a precio dólar o tasa a un posible incremento de esta moneda de aquí a la zafra.En cuanto a los sistemas de producción se peca por exceso y por defecto, ya que en las zonas más secas ha comenzado a llover, pero no ha logrado recuperar la producción forrajera ni los daños que se han causado en el estado de la hacienda. En la zona del Litoral se observa un muy buen estado de la hacienda, con las complicaciones actuales de achicamiento de campos por los excesos hídricos de las últimas semanas.
En las zonas inundables se estima que se sacó entre el 60 y 70% de la hacienda, el resto quedó en zonas más altas a la espera de novedades.Hacienda gordaEs lógico pensar que cuando aumenta el poder adquisitivo, aumenta el precio por una mayor demanda. En estos últimos años se observa una pérdida de correlación producto de un mayor aumento porcentual en el ingreso de los trabajadores y menor aún en el precio de la carne. Esto se puede leer de dos maneras, desde el punto de vista positivo se observa que el precio de la hacienda tendría margen de actualización. Por el lado negativo, la presión que se está haciendo sobre los precios de la hacienda al productor viene funcionando y los ha mantenido por debajo del aumento del salario.La estimación de consumo de carne para este año está estimada en unos 70,5 kg/hab/año, mientras que la máxima había sido el año pasado, que fue de 68 kg/hab/año. El promedio de esta serie es de 64,4 kg, de los cuales los tres últimos años están claramente arriba de este promedio.A pesar de la crisis, de la fuerte sequía, de la baja real en la producción ganadera y de no entender cómo se está cayendo el sistema ganadero; el consumo de carne vuelve a ser récord para los últimos 10 años. También es cierto que el gran consumo de carne está explicado por el aumento de la faena de hembras.El mes de noviembre fue el mes de "reactivación de las compensaciones", por ser el tercer mes de mayor desembolso anual y en los mismos los feedlots fueron beneficiados con 31 millones de pesos de los 217 que se repartieron. Si se compara el mes de noviembre con el de octubre, se observa una significativa mejora en el precio pagado por las diferentes categorías de novillos en el Mercado de Liniers, estas variaciones positivas van del 2 al 10%. Mientras que en vacas y vaquillonas la variación de un mes a otro también fue positiva siendo el porcentaje de un 6-7%. En terneros el aumento de precios de un mes a otro fue del 7%.Aparentemente, se sigue mostrando firmeza en los precios pagados al productor, a pesar de las posibles salidas mencionadas en forma recurrente de los feedlots y de la obligada salida por las inundaciones.Es real que en el mes de diciembre se cierra el mercado de Rusia, con lo cual normalmente se habla de la no compra de vacas en el mercado, con la posible consecuencia de caída del precio. Para ello se analizan los precios promedios de los meses de noviembre, diciembre y enero para la vaca buena y regular en el Mercado de Liniers desde 2002 a la fecha, de ello resulta que el precio corriente promedio de la vaca buena (sin incluir este año) ronda 1,80, mientras que el de la vaca regular 1,50, entonces entre una categoría y la otra hay 30 cts. de diferencia, que por 400 kg/cab son 120 $/animal y que por una jaula de 30 animales son $3.600. No se observan variaciones de precio de más de 20 centavos alrededor de la vaca en los últimos 7 años. Sin considerar los precios de noviembre de este año. Hay una caída de precios del mes de diciembre hacia el mes de enero es de un promedio de 5 cts./kg a lo largo de los años, con un máximo de 10 cts. por kg. Lo que no se observa en la secuencia es que el precio de enero sea mayor al de diciembre.El salto de precios se produce este año, siendo el mes de noviembre comparado con el del año pasado un 35% mayor para la vaca buena y un 45% mayor para la vaca regular. Si lo comparamos contra el promedio, la diferencia es mayor aún.
Por lo tanto, si el precio actual de la vaca es récord, y los precios hacia el mes de enero no suben y está gorda, pareciera que hay que venderla. Ahora, si la alternativa es que por cambio de categoría, se le puede agregar 30 cts., el análisis es diferente. Cada empresario deberá evaluar cuál es la estrategia correcta para vender sus vacas.COMERCIO EXTERIOREl avance de las exportaciones durante este año, muestra que la mayor parte de las mismas está dada por carnes frescas, liderando con un 54% el volumen exportado y representando el 61% del monto total.En el caso de la cuota Hilton, no representa un gran volumen (4%), pero al ser de un valor más alto significa el 11% del monto total exportado.
El resto se reparte en cueros y carnes procesadas, que representan un 13% y 6% respectivamente del volumen total, manteniendo esta relación en monto, mientras que menudencias y vísceras representa mucho volumen (23%), pero no así en el monto que significa el 10%.En el acumulado de la exportación de enero a octubre, comparado con 2008 se da un aumento en más de un 50% del volumen de carne exportada, suba en el monto total de solamente un 6%, reducción en el precio por tonelada exportada, del 32%, pasando de 5.700 a 3.900 u$s/t, por un aumento de la categoría vacas dentro de las exportaciones.Durante el 2007, pasó lo mismo que este año, se exportó más a menor precio, siendo entonces un péndulo sin definición de cuánto se puede exportar, a qué precio, qué tipo de carne, sabiendo que del otro lado hay compradores, que esperan que el vendedor cumpla con una calidad y cantidad establecida a lo largo de los años. Este proceso de construcción de confianza, se rompió y no será fácil recuperarlo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *