10 de diciembre de 2009 09:05 AM
Imprimir

Holanda hace frente a la fiebre Q

Las autoridades holandesas anunciaron hoy que sacrificarán a todas las cabras y ovejas embarazadas de las granjas que se han visto afectadas por la llamada fiebre Q, una infección bacteriana que se puede contagiar de animales a personas aunque en muchos casos resulte asintomática.

Los ministros de Agricultura y Sanidad del gobierno holandés, Gerda Verburg y Ab Klink, respectivamente, informaron en rueda de prensa de que se procederá "lo antes posible" al sacrificio de los animales, cuyo número concreto todavía se desconoce.

En Holanda, la gripe-Q afecta a un total de 55 granjas del total de las 400 que crían este tipo de animales.

En estas explotaciones contaminadas donde no haya habido vacunación, se procederá al sacrificio de todas las ovejas y cabras embarazadas, padezcan o no la enfermedad, ya que la bacteria se encuentra especialmente en los productos del parto, aunque también en la leche, los excrementos o la orina.

En las granjas donde haya habido vacunación contra este tipo de enfermedad, se sacrificarán las ovejas y cabras que estén contagiadas, tanto si están embarazadas como si no.

Los primeros brotes de fiebre-Q transmitida de animales a humanos en Holanda se registraron en 2007 y desde entonces se han contagiado 2.300 personas, de las cuales seis han fallecido por esta causa.

Las autoridades holandesas comenzaron en abril una campaña de vacunación obligatoria en tres regiones del sur del país donde se constataron los brotes, mientras que en el resto del país, la vacuna es optativa.

Generalmente, los humanos adquieren la fiebre Q por inhalación o ingestión de partículas aerosolizadas del entorno animal.

Pese a que para muchas personas resulta asintomática, la fiebre Q puede causar fiebre alta, cefalea intensa, náuseas, vómito y diarrea, entre otros efectos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *