10 de diciembre de 2009 09:07 AM
Imprimir

Plantarán alfalfa en tierras fiscales

El Gobierno riojano impulsa la plantación de alfalfa en tierras fiscales bajo riego con el fin de «asistir a los pequeños productores de la provincia con la entrega de pasturas para los animales», en especial en la época invernal.

El regado de estas 80 hectáreas se hará mediante «riego por caudales continuos o pulsos» con líquido proveniente de la Planta Depuradora de Agua.
Al visitar el proyecto, el gobernador Beder Herrera indicó que «desde hace mucho tiempo que de la Planta Depuradora sale agua que es apta para la forestación y riego agrícola, y la provincia contrató técnicos que se encuentran haciendo pruebas de riego».

«Con esto, queremos suplir un déficit terrible que tiene la provincia en cuanto a pastura para los animales y, a su vez, poder aprovechar del agua proveniente de esta Planta que de otra manera se perdería», aseguró el mandatario provincial.

Herrera precisó que «inicialmente, el proyecto contempla la plantación de ochenta hectáreas y, posteriormente, se producirá el máximo que la provisión de agua permita regar» y agregó que «en provincias como Mendoza producen uvas con aguas menos tratadas».

La producción será destinada al abastecimiento de la planta de alimento balanceado que la provincia posee, lo que «ayudará a suplementar a los animales en invierno, ya que a partir de mayo la cosecha de cabritos se pierde en un 80% por falta de pasturas», precisó el mandatario.

El agua proveniente de la Planta Depuradora «está totalmente apta para la actividad ya que se le realizaron diversos análisis que corroboraron su perfecto estado».

Por su parte, Gerardo Ourracariet, asesor privado del proyecto, explicó que «la modalidad que se aplicará se denomina riego por caudales continuos o pulsos, el cual proviene de Estados Unidos, que prevé el agregado de agua a la plantación por pulsos (varias etapas) y no de manera continua».

Esto permite que el agua pueda llegar al final del surco (canal pequeño), en menos tiempo, posibilitando mayor provisión de agua dosificada y logrando una mejor distribución, lo que favorece que el cultivo produzca entre un 50% y un 100% más de lo normal, explicó Ourracariet.

Además, consideró que esta zona «posee un capital ecológico adecuado para el proyecto; una buena pendiente y la textura limosa del suelo que permite el sellado del surco con el paso del agua».

Y añadió que la inversión para este tipo de proyecto «es muy baja, lo que lo hace más eficiente; una pequeña computadora, un operario full time y sistema de cañería tradicional».

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *