4 de mayo de 2011 10:03 AM
Imprimir

Piden indagar al changarín que cobró $964.276 de la ONCCA

El fiscal federal Carlos Cearras pidió la citación a indagatoria del changarín Juan Tapia , aquel pescador humilde que el 7 de septiembre de 2009 fue llevado a una sucursal del Banco Nación en Mar del Plata para cobrar 964.276 pesos pagados por la ex ONCCA como subsidios a un feed lot inexistente . El caso ocurrió en esa ciudad costera pero llegó a Buenos Aires el verano pasado para adjuntarse a la megainvestigación sobre irregularidades en ese organismo, que lleva adelante el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

En el escrito, el fiscal solicita al magistrado que convoque a indagatoria no sólo al changarín sino también a otras personas que habrían participado en la maniobra que denunció Clarín días después de que Tapia fuera al Banco acompañado de dos patovicas a cobrar esa casi millonaria suma de dinero, que jamás tuvo en sus manos.

Cearras firmó estas medidas luego de analizar el expediente que recibió desde Mar del Plata, donde a lo largo de un año y medio nadie fue llamado a declarar como sospechoso . Sin embargo, el material acumulado le permitió tener elementos al fiscal para avanzar en los pedidos de indagatoria.

Los episodios que reveló Clarín -y que generaron esta causa judicial- comenzaron cuando dos hombres del ambiente portuario, identificados como “Toto” Sosa y “Cacho” Rúa, fueron a buscar a Tapia a su casa para ofrecerle un subsidio de desempleo que el changarín aceptó enseguida. Con ese supuesto objetivo, los hombres volvieron a los pocos días para llevarlo a una escribanía a certificar la firma y pedir una clave fiscal, para luego ir al banco a abrir una cuenta.

Tapia fue inscripto como monotributista categoría F el 1° de julio de 2009.

Él no lo sabía pero también tenía a su nombre un feed lot que nunca existió llamado “La Pilarica”.

Dos meses después, el 7 de septiembre, convocaron a Tapia para ir al banco a cobrar, en teoría, el subsidio de desempleo. Lo escoltaron dos “guardaespaldas” quienes finalmente se llevaron la plata surgida de compensaciones para ese feed lot correspondientes a los cinco primeros meses de 2009, que sumaba casi el millón de pesos. Los hombres llegaron y se fueron en una Ford Ranger sobre la que el fiscal también pidió más información.

Esta misma operatoria se repitió en otros dos casos, el de Maximiliano Rubén Ibarra y Mirta Gladis Albarracín. Ellos también eran personas sin recursos que figuraban como propietarios de dos feed lots inexistentes . En esos casos, la ONCCA había autorizado cifras millonarias para ser depositadas en la misma sede del Banco Nación. Pero esos pagos no llegaron a concretarse porque luego de que este escándalo saliera en los diarios, el entonces titular del organismo, Emilio Eyras -un hombre designado por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray- desautorizó lo que él mismo ya había firmado: revocó las órdenes de pago .

En el caso de Tapia, alguien, en circunstancias aún no claras, devolvió el dinero. Toda esta información se acumuló desde septiembre de 2009 en el juzgado federal n° 1 de Mar del Plata. Mientras tanto, en Buenos Aires ya tramitaba una denuncia por irregularidades en el reparto de subsidios de esta oficina.

Se fueron acumulando varios casos, incluido el que investiga al propio Echegaray como supuesto dueño de un feed lot que no cobró pero tuvo asignados subsidios que luego no se pagaron. No se conocieron avances significativos en la investigación antes de que llegara a Comodoro Py.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *