4 de mayo de 2011 10:43 AM
Imprimir

Una mala cosecha encarece los precios de la uva en Chile

Más baja de lo proyectado y con mano de obra más escasa y cara. Ese es el balance de la industria vitivinícola sobre la vendimia 2011, temporada en la que se cosecha la uva vinífera en el país. Si bien este período termina el 15 de mayo, ya está cosechada más del 80 por ciento de la producción.

A principios de año, las expectativas eran promisorias, pero hoy en el sector sostienen que la cosecha fue un 15 por ciento más baja que lo previsto, debido a la caída de la cosecha en el valle del Maule, donde se produce prácticamente el 60 por ciento de la producción nacional.

"La vendimia está chica, similar a 2010, lo que se traduce en un 10 por ciento a 15 por ciento más bajo que un año normal", señala el gerente comercial de Santa Carolina, Christian Wylie. "Estamos un 15 por ciento bajo lo estimado, aunque un 19 por ciento arriba de 2010", complementa el gerente Agrícola de Santa Rita, Sebastián Warnier.

El enólogo jefe de Veramonte, Cristián Aliaga, explica que las mermas responden a una primavera fría, que derivó en racimos pequeños y con pocos granos.

Dentro de este panorama, las cepas más afectadas fueron cabernet sauvignon y chardonnay. "En el cabernet el descenso ha sido de 25 por ciento desde lo presupuestado", afirma el enólogo jefe de Ventisquero, Felipe Tosso. En Santa Carolina precisan que el descenso puede llegar al 30 por ciento. El 25 por ciento de la uva que produce Chile es de esa cepa, aseguran en Ventisquero.

Pese a este escenario, los valles hacia la zona norte sobresalieron. El gerente general de Indómita, Wilfred Leigh, destaca que en Casablanca y Maipo -donde tienen plantaciones-, "el desempeño fue 20 por ciento a 25 por ciento mejor que en 2010 y en línea con los proyectado". "Tuvimos rendimientos normales, pero claramente en el país hay una baja en la uva", indican en Ventisquero con viñedos en Casablanca, Maipo y Colchagua.

La menor cosecha ha elevado el valor de la uva. "En un año, la uva varietal, genérica, se ha encarecido más de 50 por ciento", sostiene Wylie. Tosso destaca que si el precio normal es de $ 50 a $ 100 el kilo, ahora supera los $ 180. "La base de los varietales está súper cara", dicen.

En Santa Rita destacan que este escenario podría mantener la tendencia al alza en el valor de los vinos que viene mostrando la industria desde el año pasado. Otra viña puntualiza, además, que el alza en el valor está generando que los exportadores de vino a granel guarden la producción en vez de exportarla, hasta que finalice la vendimia, para venderla más cara al interior del país.

La presión en los costos no sólo ha venido aparejado al aumento en el valor de la uva, sino que también, al encarecimiento y escasez de mano de obra.

En la industria sostienen que este fenómeno se ha intensificado este año. "El precio por la mano de obra ha subido hasta 25 por ciento en algunas zonas", dicen en Santa Carolina. "Es una subida notoria, se podría hablar perfectamente de entre 15 por ciento y 20 por ciento", destacan en Indómita.

La gran preocupación en la industria no es tanto el alza en el precio, sino la escasez. "El problema es que cada vez es menos la gente que está dispuesta a trabajar en el campo", asegura Felipe Tosso, quien agrega que Ventisquero está entregando un bono especial para los temporeros, "y así y todo, estamos entre 10 por ciento y 15 por ciento más bajos en gente". "Cuando se reactiva la economía muchas personas emigran a la construcción y eso se ha notado", dice Wilfred Leight.
En Veramonte señalan que algunas cosechas se han tenido que programar muy bien para poder optimizar la mano de obra disponible.

Este escenario ha derivado en la maquinización de la vendimia, concuerdan en la industria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *