5 de mayo de 2011 12:59 PM
Imprimir

Advierten que podría caer hasta un 40 por ciento el área a sembrar con arroz en Entre Ríos

Ya se cosechó más del 85 por ciento del área implantada de arroz en la Provincia, y según el informe de la semana pasada del Proyecto Siber de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, los rindes se mantienen cercanos a los 7.400 kilogramos por hectárea.

De mantenerse estos valores, la producción entrerriana de arroz para la campaña 2010 – 2011 se aproximaría a las 737.000 toneldas, experimentando un incremento en la producción de 158.728 toneladas con respecto al ciclo agrícola anterior, lo que implica un alza del 27,44 por ciento.
Con la producción beneficiada por los efectos de La Niña las cifras son satisfactorias, pero los productores se enfrentan a una problemática económica importante, ya que no se condicen el incremento de hasta el 50 por ciento en los insumos (fertilizantes, combustibles) con una baja de entre el 15 y 20 por ciento en los precios de comercialización del cereal.
Si bien en la actual campaña se sembraron 99.600 hectáreas de arroz, ante las condiciones económicas adversas muchos productores se verán perjudicados y no podrán invertir para la próxima campaña, por eso desde la Asociación de Plantadores de Arroz de Entre Ríos se mostraron muy preocupados ya que consideran que en estas condiciones la superficie a sembrar caerá entre un 30 y 40 por ciento.
Héctor Müller, que preside la Asociación de Plantadores de Arroz, destacó que la cosecha fue buena y se pudo “levantar” en tiempo y forma. “Los rindes del arroz fueron buenos, pero hay un problema terrible en cuanto a la comercialización”, destacó el consultado y detalló que cuando se produce mayor cantidad de arroz que lo habitual, se da desde siempre una baja en el precio que se paga por el producto, pero aseguró que nunca pensaron que caería tanto la cifra como este año.
El año pasado se pagó a los productores entrerrianos entre 950 y 1.000 pesos por tonelada de arroz, mientras que hoy se paga entre 800 y 850 pesos por la misma cantidad, es decir que el precio del cereal cayó entre un 15 y un 20 por ciento.
Müller especificó a diario Uno que esta caída en los precios está directamente relacionada con el nivel de producción. Cuando Argentina produce mayor cantidad, lo mismo sucede en Brasil, Uruguay, y en general en Latinoamérica, el resultado del crecimiento de la oferta es “la complicación de los mercados”, porque se empieza a condicionar los precios, por la necesidad de ubicar la producción.
La baja en el precio no sería tan problemática para los productores arroceros, si no estuviese acompañada de un incremento de entre el 40 y 50 por ciento en los insumos, generado este año.
“El área a sembrar para la próxima campaña caerá en un 30 y un 40 por ciento porque hay productores que no podrán seguir; ya entregaron sus cosechas para pagar sus canjes y no tienen más, hay otros arroceros que están más posicionados y que están esperando un cambio en el mercado (que puede darse o no), pero gran parte ya tienen los números cerrados”, expresó el titular de la asociación.
Los productores que trabajan mediante el sistema de canje, generalmente están integrados con algún molino y por eso los números con los que tienen que trabajar son los de hoy, no pueden especular con que en el segundo semestre de 2011 se produzca un cambio en el mercado

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *