5 de mayo de 2011 04:08 AM
Imprimir

Usarían zonas de bosque nativo para engorde de vacas

La recopilación de antecedentes vinculados con el debate parlamentario sobre el manejo de los bosques nativos ha generado la participación ciudadana de la Comarca Andina, haciendo llegar sus aportes documentales y experiencias sobre esta cuestión al bloque de la Unión Cívica Radical en la Legislatura del Chubut.

Los aportes han enriquecido la postura de Los diputados de la oposición en defensa de la preservación de esos recursos naturales protegidos por la Constitución Provincial, por cuanto revelan la magnitud real del manejo actual que se aplica desde la autoridad de aplicación y posibilitan verificar el incumplimiento de obligaciones legales y la comisión de delitos ecológicos como la existencia de actividades de pastoreo no autorizadas.
El diputado Carlos Lorenzo mencionó también la intervención de juzgados de paz en el registro de marcas y señales a “personas que no tienen tenencia alguna de campos y utilizan los fiscales, 100 por ciento de bosques nativos, para engorde de vacas traídas de Río Negro”.

Consulta

“Un centenar de vacas producen un desastre ecológico. Formalicé la consulta a la Dirección General de Bosques y Parques a fin que me digan si dieron permisos para pastoreo en lugares que no podrían dar permiso. Aún no me contestaron”, sostuvo.
“Los que autorizaron por omisión o comisión (DGByP); los que engordan ganado de este modo; el Juez de Paz que implícitamente concede, están cometiendo un delito ecológico -fuero federal-, con las accesorias de fueros locales, como mal desempeño, incumplimiento de deberes, etc”, advirtió el diputado radical.
El bloque de la UCR trabaja desde la última sesión legislativa, en la que se conoció la decisión de suspender por 60 días la vigencia del decreto 268/11, en aportar la mayor cantidad de elementos al debate instalado en defensa de los bosques nativos y del cumplimiento de la Constitución Provincial.

Normas en vigencia

A partir del conocimiento de hechos concretos, mediante el envío de imágenes fotográficas sobre la presencia de ganado en el bosque nativo y otras situaciones, Lorenzo reseñó las normas en vigencia y recordó, en primer lugar, la ley 13.273, cuyo articulado alude a esta problemática.
El artículo 46 dice que “Queda prohibida la ocupación de bosques fiscales y el pastoreo en los mismos sin permiso de la Autoridad Forestal. Los intrusos serán expulsados por la misma, previo emplazamiento y con auxilio de de la fuerza pública, en caso necesario”, en tanto el artículo 64, dice que “Constituyen contravenciones forestales, inc. i).- Introducir ganado en infracción a los reglamentos en los bosques y tierras forestales”.
Más adelante, aludió al Dto. 764/04, Reglamento Único de Aprovechamiento Forestal de los Bosques de la Provincia del Chubut, en su Capítulo VII – Del Pastoreo de Ganado en el Bosque.
EL Art. 47 considera a “las especies vegetales o parte de ellas palatables al diente del ganado dentro del bosque como producto no maderable del mismo”, en tanto el artículo 48 establece que “la Autoridad de Aplicación será quién otorgará permisos de pastoreo en superficies boscosas, zonas forestales y/o áreas forestadas, sujetas al régimen de la Ley 13273, en el territorio de la Provincia del Chubut y el 49 considera “infracción forestal, toda introducción de ganado en forma clandestina, dentro de las superficies boscosas, zonas forestales y/o áreas forestadas, sujetas al régimen de la Ley 13273, en el territorio de la Provincia del Chubut”.

Realidad

“Estos animales (por los de las imágenes aportadas) no se nutren de las partes palatables al diente del ganado dentro del bosque como producto no maderable del mismo: en realidad, se comen los renovables de ciprés y demás especies nativas”, estimó Lorenzo.
“La Dirección General de Bosques y Parques –prosiguió- lo tiene que saber necesariamente y no como lo reza el Dto. Nº 764/04 en su Art. 47, lo que, a mi entender, representa una torpeza, porque el ‘técnico’ que lo redactó entiende que las vacas comen hojas, cuando en realidad comen todo el renoval”.
“Se comen todo el arbolito joven de hasta 1 m de h, incluyendo el de Ciprés – reiteró-, que no solo tiene un futuro maderable, sino la reposición natural del ecosistema dado que las hojas o follaje están a más de 10 m de altura y no comen eso”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *