6 de mayo de 2011 10:37 AM
Imprimir

El CSIC desarrolla un sensor para detectar los priones en la sangre de los animales antes de que se produzcan los síntomas de la enfermedad

El CSIC y un grupo de investigadores de EE.UU. ha desarrollado un sensor óptico con el fin de detectar la presencia de proteínas infecciosas, conocidas como priones, en la sangre de los animales antes de que se produzcan los primeros síntomas.

El sistema, basado en una estructura cristalina de nanopartículas de oro, supone un avance en la detección precoz de enfermedades como la EEB o la de Creutzfeldt-Jakob en humanos. Los resultados del trabajo aparecen publicados en el último número de la revista Proceedings de la Academia Nacional de Estados Unidos (PNAS). Los investigadores han conseguido diseñar un supercristal capaz de actuar como una “nanoantena” que identifica la “huella dactilar” de una molécula. El sensor detecta la presencia de hasta 10 priones (proteínas infecciosas que tienen alterada su estructura secundaria) por cada litro de sangre. Uno de los autores del estudio, Ramón Álvarez, explica que "el método consiste en sumergir este supercristal con el sensor óptico en una muestra de plasma o sangre centrifugada. El sensor, que genera un campo eléctrico extremadamente alto en la superficie del cristal, hace que la señal que rebota en los priones la obtengamos de forma ampliada. Así es fácil cuantificar su presencia". Entre las aplicaciones directas del nuevo sensor, los científicos destacan el análisis “eficiente y regular” del ganado bovino y ovino, vulnerable a enfermedades de origen priónico. “Hoy se sabe que el Alzheimer o el Parkinson comparten también este origen, así que podrían diseñarse sistemas de diagnosis temprana para estas enfermedades. Otra utilidad sería detectar trazas de priones en los bancos de sangre”, señala Álvarez.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *