6 de mayo de 2011 07:45 AM
Imprimir

Trigo sin levantar en Bahía Blanca y mercado negro de harina en Córdoba

Para el ministro de Agricultura, Julián Domínguez (¡qué torpe políticamente!), todo marcha muy bien. Pero más allá de la soja hay complicaciones que resolver. El caso del trigo es interesante: sin poder exportarlo, sigue en muchos campos mientras crece un mercado negro de harina.

Temprano en la mañana, el diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, informó que hay una situación irregular de trigo, reflejada en el negocio del autotransporte de cargas. Aún se recuerda a una jubilosa Cristina Fernández afirmando que el éxito del programa económico incluye no haber tenido que importar ni trigo ni leche ni naftas.Pero ella no mencionó que cerró la exportación de carnes vacunas y de trigo, por ejemplo. Por momentos, también de petróleo. Y de gas. El diario bahiense explicó que los transportistas del trigo, ahora que no pueden transportarlo a puerto porque está prohibida la exportación, han reemplazado la carga con soja y cebada y así mantienen bien su actividad:"En muchos distritos del sudoeste, más allá de la falta de venta de trigo, se destacó también el buen momento que se está atravesando debido a la comercialización de granos gruesos a puerto e, inclusive, en algunos lugares se indicó que la demanda de trabajo no se pudo cubrir en su totalidad debido a la falta de camiones.     Sin embargo, también se reconoció que la restricción para vender trigo probablemente repercuta negativamente a futuro.    El referente pringlense de la Cámara Argentina de Transporte Automotor de Cargas, Armando Haderne, reconoció que la situación mejoró con respecto a años anteriores.     "En esta zona, los transportistas trabajan con soja y cebada, y casi ninguno anda en el tema de trigo, por lo que estamos trabajando con todo."     (…) Por su parte, Roberto Corsi, presidente de la Unión de Transporte Automotor en Coronel Suárez, indicó que los pocos viajes realizados en la cosecha fina fueron salvados por la excelente cosecha que se ha tenido de soja y girasol.     "El freno a la comercialización de trigo benefició el trabajo de los camioneros locales. Si hubiésemos tenido que levantar trigo, los camiones locales habrían sido insuficientes por lo que los productores habrían tenido que optar por llamar a camioneros de la región; de esta manera gracias al freno de la comercialización, el cereal –por el trigo– permanece en los campos y los transportistas locales pudimos hacer tranquilamente las dos campañas", explicó.     (…) Desde Carhué, Raúl Raposo, de la empresa Raposo Hermanos, señaló que si bien se hacen viajes con soja y girasol, la situación a futuro puede se difícil.     "Al no haber movimiento, la gente se atrasa con los pagos. Este año hubo problemas porque la gente se compromete a pagar después de la cosecha y como el trigo no se puede vender –porque la exportación esta cerrada y se vende en cuentagotas–, termina habiendo problemas", puntualizó."El dato irrefutable, entonces: bien todo lo de los granos gruesos y mal todo lo de los granos finos.
 Más tarde, un informe de Juan Pablo Viola para Cadena 3 provocó preocupación.En Córdoba los panaderos denunciaron que está creciendo la venta en negro de la harina, otra demostración de lo precario que funciona la producción y la comercialización del trigo.Juan Pablo Viola para Cadena 3:  "Desde hace unos días, conseguir harina se convirtió en un desafío para los panaderos de todo el país debido al reclamo del pago de un subsidio que estaría adeudando el Gobierno nacional a los productores de esa materia prima.
En Córdoba aseguran que dicha situación genera la existencia de un mercado "negro" de la harina.
Néstor Romero, miembro de la comisión directiva del Centro de Industriales Panaderos de Córdoba, destacó en diálogo con Cadena 3: “No sé si puede faltar pan, creo que sí. Pero que hay un negocio negro de la harina que funciona a bastante kilómetros por ahora es cierto”.”Panaderos del interior de la provincia están pagando $ 100 la bolsa de pan. Yo no le puedo decir a ese panadero que venda el pan al mismo precio”, explicó.
En una panadería de barrio Residencial Sur de la ciudad de Córdoba, un panadero advirtió que el aumento del precio de la harina, se trasladará al pan.
"Hoy me traen la bolsa a $ 80 pesos, pero mañana y el lunes estará en más de $ 100".
Los panaderos ya estiman que deberán trasladar el precio de la harina al pan y calculan ese aumento en un 15 %.
El martes, representantes del Centro de Industriales Panaderos, de las industrias molineras y de la Cámara de Fabricantes de Pastas se reunieron con los ministros de Industria, Comercio y Trabajo, Roberto Avalle, y su par de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Carlos Gutiérrez, y en la oportunidad se fijó como tregua un lapso de 10 días.
Durante ese periodo los funcionarios se comprometieron a interceder ante las autoridades nacionales a fin de destrabar el pago de las compensaciones por el precio de la harina.
Se espera que durante estos 10 días el abastecimiento de ese insumo sea normal, al precio subsidiado, tanto para la fabricación de pan como para pastas.
“El ministro nos pidió que le diéramos 10 días y nosotros aceptamos de buena voluntad”, dijo Romero.
A lo que agregó: “Diez días para que de una vez por todos nos dejen de decirnos cosas que no son. Para que la harina le llegue al precio que esta pactado con el Gobierno, que es de $ 52,75 la bolsa”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *