6 de mayo de 2011 10:46 AM
Imprimir

Nuevo dispositivo para que los porcicultores puedan controlar la calidad de la alimentación de los cerdos

AUSTRALIA : Científicos del Departamento de Agricultura y Alimentación en Western Australia están a punto de desarrollar una nueva herramienta informatizada que puede medir calidad de la proteína en la torta de soja importada y destinada a la alimentación de los cerdos.

La herramienta, que se espera que esté lista en junio, permitiría a los ganaderos poder comprobar la calidad de la lisina en torta de soja. Este es un aminoácido esencial en la alimentación de cerdos. Un aporte insuficiente o falta de lisina impide que el animal pueda usar otros aminoácidos necesarios para el desarrollo eficiente de los cerdos. Por este motivo, es importante que los productores puedan estimar con precisión la lisina biológicamente disponible en dietas de los cerdos.

La lisina es susceptible de sufrir daños por el calor durante el procesado y almacenamiento de los alimentos, y aunque la lisina dañada puede ser digerida y absorbida en el intestino delgado, no puede ser utilizada para la síntesis de proteína corporal y el crecimiento muscular.

Los análisis convencionales de aminoácidos totales no pueden discriminar la lisina dañada por el calor, por lo que se suele estimar que hay más lisina de la que realmente está biológicamente disponible (lisina reactiva). Las empresas que elaboran aceite de soja establecen diferentes condiciones de extracción, por lo que el contenido de lisina reactiva es muy variable. Resultados preliminares muestran que hay una variación de hasta el 27 por ciento en el contenido de lisina reactiva en distintas muestras de torta de soja.

Los investigadores están recogiendo 200 muestras de torta de soja de todo el mundo para cuantificar la variabilidad del contenido de lisina reactiva. Con estos datos se desarrollará una herramienta de análisis informatizados para la detección rápida del contenido de lisina reactiva en la torta de soja.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *