7 de mayo de 2011 07:56 AM
Imprimir

Frigoríficos paralizan tareas

URUGUAY : A la paralización temporaria --por dos semanas-- de dos empresas que son Breeders & Packers Meat Uruguay, la empresa que lidera el inglés Terry Johnsony, y Lorsinal, se sumarían al frigorífico Inaler, propiedad del Grupo Marfrig que permanecerá cerrado por lo menos un mes más.

En el caso de Lorsinal dejará de faenar entre el próximo lunes 9 y el 23 del corriente, respondiendo a un proyecto de inversión cercano a los U$S 4 millones. En el marco de ese crecimiento se estarán ampliando parte de las instalaciones y mejorando el equipamiento para mantener a la empresa operativa en los mejores destinos.
La empresa faenó 1.529 cabezas bovinas entre el 24 y el 30 de abril, según datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) y está en el lugar 14 en el ranking de faena bovina. Es un frigorífico que tiene una fuerte incidencia en el mercado interno.
Por su parte, el frigorífico del inglés Johnson, ubicado en Durazno, una planta de última tecnología pensada a diez años, venía faenando en el entorno de las 1.638 cabezas bovinas –según la misma fuente– y a lo largo de las últimas semanas venía incrementando el ritmo de industrialización. En este caso está parada desde comienzos de la presente semana, se postula para ser habilitada para Chile y Rusia y durante el parate, continuará capacitando a su personal, para retomar posteriormente con mayor ritmo la faena.
Mientras tanto, fuentes de Marfrig confirmaron que el Inaler –la planta del ex Elbio Pérez Rodríguez– continuará paralizada, al menos, por un mes más.
En tanto, el directivo de la Federación de Obreros de la Industria Cárnica (Foica), Ariel Yaques, le dijo a El País que no se conocen casos de otras plantas que estén pensando en detener temporalmente las faenas. Es más, según su visión, la oferta de ganado preparado se mantendrá bastante estable a lo largo de las próximas semanas.
Se están industrializando semanalmente arriba de 45.000 reses bovinas, más novillos que vacas. La oferta de novillos es solventada en gran parte por la propia industria frigorífica que saca el ganado de sus corrales de engorde para mantener el nivel de faena y evitar incrementar la capacidad ociosa.
De todos modos, a fines de abril de 2010, se mataba más ganado, en la semana del 24 al 30 de abril se habían industrializado en los frigoríficos uruguayos 55.130 vacunos.
Pero más allá de los problemas coyunturales que puedan darse con la oferta en estos meses del año –seguramente se incrementará a medida que empiecen los fríos– el interés por producir carne en Uruguay continúa latente.
Ahora un grupo inversor árabe compró un campo de 40 hectáreas en el límite entre Durazno y Florida para el encierre de animales con destino a la exportación en pie, según publicó el diario El Acontecer de Durazno. En paralelo, otro grupo inversor argentino mantiene contacto con operadores uruguayos para instalarse y producir carne con destino a la exportación y otro sudafricano busca hacer agricultura.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *