7 de mayo de 2011 08:03 AM
Imprimir

Buzzi y un guiño a la Mesa de Enlace

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, aprovechó el envío del proyecto de la legislación sobre límites a la extranjerización de tierras a la Cámara de Diputados por parte del Ejecutivo nacional para hacerle un guiño a la Mesa de Enlace.

Bromeó en un programa de radio sobre la posibilidad de tener grandes discrepancias con sus pares por este tema del que considera a la FAA como pionera.
Buzzi dejó de concurrir a las reuniones de la Comisión de Enlace varios encuentros atrás y fue reemplazado por los vicepresidentes de la FAA: la Mesa no está renga pero le falta un sostén original, es el sentimiento de sus pares Hugo Luis Biolcati (SRA), Mario Llambías (CRA) y Carlos Garetto (Coninagro).
De todos modos, el líder de Federación Agraria admitió que vuelve a una reunión entre “los cuatro presidentes en los próximos 15 días, a puertas cerradas y para limar asperezas”.
También hizo la salvedad de que regresará porque los productores insisten en la unidad de la Mesa de Enlace y debe hacerles caso.
Respecto del “proyecto de ley de protección al dominio nacional sobre la propiedad, posesión o tenencia de las tierras rurales”, como se titula la iniciativa legislativa oficial que ya está en la Cámara baja, el reclamo opositor fue unánime: que sea objeto de debate porque existen otras propuestas en comisión.
De acuerdo con un informe, a partir de la década del ’90 habrían pasado a manos de capitales extranjeros tierras rurales en 19 de las provincias argentinas.
El proyecto que anunció Cristina Kirchner considera a la tierra rural como un recurso estratégico no renovable que la “ley tutela resguardando el interés nacional”. El porcentaje límite de tierras a extranjeros es hasta el 20 por ciento del territorio nacional, que se replica en provincias y municipios.
Las tierras rurales de un mismo titular extranjero, se propone en el artículo 9, no podrán superar las 1.000 hectáreas y hasta el 30 por ciento del total permitido (20 por ciento) sólo podrá estar en manos de una misma nacionalidad. El área de protección para los argentinos se estima en más de 200 millones de hectáreas aptas para la producción de alimentos y servicios ambientales.
“Desde el 2002 en la más absoluta soledad venimos peleando por estos temas”, dijo Buzzi. La prometida discusión sobre tierras rurales relegará una vez más al análisis de los proyectos para reemplazar a la ex Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) por otro organismo que surja de las entrañas del Congreso y no como la actual Ucesci nacido de un decreto.
Los subsidios del campo los manejará el sociólogo Lisandro Tanzi, quien está al frente de la Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (Ucesci). Tanzi es un hombre que se considera allegado al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y a Juan Manuel del Campillo, ex titular de la Oncca. Lo más llamativo de la designación es que en la disuelta oficina sospechada de corrupción, se ocupaba del otorgamiento de Registros de Exportación.
“Cambiar todo para que nada cambie”, dijeron desde alguna entidad agropecuaria, cuyos dirigentes están ocupados en recibir a candidatos políticos.
En este sentido, en cambio, son menos los ruralistas que apuntan a participar en las elecciones, pero sin embargo apuntan más alto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *