9 de mayo de 2011 11:03 AM
Imprimir

Adiós a la peste bovina en el mundo

La OIE anuncia su erradicación en reunión de París.

La 79 Sesión General de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declara este mes en París la erradicación de la Peste Bovina en el mundo. Este logro es una primicia en la historia de la medicina veterinaria igualada únicamente por la erradicación de la viruela en la medicina humana y se alcanza cuando se conmemoran los 250 años de la profesión veterinaria. La 79ª Sesión General de la OIE, se cumplirá entre el próximo 22 y 27 del corriente y representa una cita obligada para todos los actores de las políticas de sanidad animal en el mundo y para la comunidad internacional en su conjunto, que celebrarán la victoria de la profesión veterinaria y de las instituciones asociadas sobre una de las enfermedades animales más temibles. Uruguay forma parte de los 170 países que conforman la OIE, el organismo encargado de confeccionar las normas de sanidad animal en el mundo, que posteriormente son refrendadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC). La Peste Bovina es una enfermedad vírica, altamente contagiosa con tasas de mortalidad de 100%. Históricamente, según informó la OIE, este flagelo sanitario estuvo presente siempre en países de Europa, África y Asia, mientras que las Américas y Oceanía nunca la padecieron. La enfermedad se transmite y disemina a través del contacto entre animales portadores. El virus se localiza en las secreciones nasales desde unos días antes de que aparezcan síntomas clínicos que confirmen que el animal está enfermo. A medida que avanza la infección, el virus está presente en la mayoría de los líquidos corporales del animal hasta que muere o al restablecerse adquiere inmunidad eliminando el virus. Los animales enfermos presentan fiebre, heridas en la boca, secreciones en los ojos y la nariz, así como diarreas intensas y deshidrataciones que finalmente terminan en la muerte. La Peste Bovina no afecta al ser humano. El programa mundial para la erradicación de la Peste Bovina fue lanzado en la década del 80, coordinado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en colaboración con la OIE y grandes donantes como la Unión Europea. El programa se basó en las directrices de la OIE sobre vigilancia y control de la enfermedad, así como en su reconocimiento oficial para poder reducir el número de países afectados

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *