9 de mayo de 2011 07:09 AM
Imprimir

En la cuenca del Litoral tenemos hoy una buena producción de leche en los tambos

URUGUAY : La situación de la lechería en la cuenca del Litoral "es buena y con una interesante producción de leche, fruto de una buena alimentación que se está logrando en la mayoría de los tambos", aseguró a EL TELEGRAFO, el ingeniero agrónomo Oscar Pereira, integrante del departamento técnico de Pili.

Si bien salimos de un otoño seco, las últimas precipitaciones, más lo ocurrido durante la última quincena de abril, deja la impresión que no se precisa agua para las pasturas.
“Las avenas están un poco atrasadas pero están comenzando a dar comida. El productor lechero hizo mucha reserva, desde fardos de paja a fardos de moha, o sea reserva de calidad”, sostiene el profesional sanducero. “También se ensiló mucho sorgo forrajero, por lo que el productor está más armado, y eso explicaría la buena producción que hay en este momento”.
Explica que “si bien entre febrero y marzo el productor debió acudir a las reservas, todavía hay comida en manos de los productores. Y como comenzó a comer las avena y lo verde, me parece que están bien preparados”.
Para Pereira los promedios por vaca “no son excelentes, pero debemos tener en cuenta que hay mucho ganado que recién está pariendo. De todos formas los niveles de grasa y proteína de la leche que los productores remiten a la planta de Pili están muy bien, lo que indica que la alimentación está siendo buena”.
Indicó que la situación que se está dando últimamente es muy particular, porque “todo es raro; siempre hubo más leche, incluso en la actualidad Pili está un 15% por encima en recepción de leche que el año pasado. Significa que los tamberos apuestan a obtener mayor producción”.
Como forma de aconsejar al productor de la zona, Pereira precisó que “se debe manejar muy bien el ganado preparto. Se debe hacer aparte, al igual que las vaquillonas e incluso el ganado general, e ir dando prioridades”. La primera alternativa del productor es apostar al ganado recién parido. “Si le sobra forraje, debe ir luego a las otras categorías”.
Sobre el precio de la leche, Pereira dijo que “no hay novedades”. El precio promedio de Pili en abril, “fue de U$S 0,42 el litro de leche que se paga al productor, con 3,19% de proteína y 3,89% de grasa”. De todas maneras, indicó que “hay productores que cobran $ 9 por su leche, pero son productores que obtienen 3,70% de proteína y 4,70% de grasa”.Sólidos
A nivel de la Cooperativa Nacional de Productores de Leche (Conaprole), la situación también se presenta muy bien actualmente, al informarse recientemente sobre un aumento en el precio de la leche, de acuerdo a los sólidos que tiene la leche debido a la muy buena alimentación que se le está suministrando al ganado.
Para el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), José Noel Alpuín, el productor “se la jugó en el verano a dar mucho de comer a sus animales y hoy tenemos resultados positivos. Es el fruto de las medidas que se tomaron; en esta actividad hay que tomar decisiones con un año de anticipación. En ese marco de previsiones el productor dio mucha comida, con mucho grano, lo que permitió mantener el estado corporal de las vacas; de lo contrario no se podría estar produciendo leche de calidad”.
También han incidido las facilidades de acceso al crédito, ejemplificando que Conaprole invirtió varios millones de dólares en financiamiento de comida para los tambos. También el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca hizo lo propio junto al Banco República con la operativa de microcréditos y las gremiales encaminaron gestiones en ese sentido.
El dirigente explicó que “tranquiliza a futuro que en materia de mercados internacionales, la dinámica de ventas tiende a estabilizarse, lo que también es bueno y por lo tanto de no suceder nada extraordinario, las perspectivas para la lechería son muy interesantes para el próximo ejercicio”.
Alpuin dijo que los buenos precios que se obtienen están permitiendo cumplir con las deudas generadas en las inversiones en comida durante el verano.
Auguró que de mantenerse este panorama durante el invierno (con lluvias razonables y sin muchas heladas) es posible que para la próxima primavera se pueda lograr un alivio económico. Las remisiones de leche hasta abril aumentaron un 17%, respecto a igual período de 2010

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *