13 de mayo de 2011 00:26 AM
Imprimir

El INTA investiga biotipo caprino del Valle del Bermejo

La Estación Experimental Agropecuaria de INTA La Rioja y la Agencia de Extensión Rural "Valle del Bermejo" junto a la Municipalidad de Vinchina y técnicos del PRODERNOA, recorrieron puestos caprinos ubicados en la zona cordillerana del departamento Vinchina. La visita permitió evaluar el tipo de cabras que se cría en la zona.

Una comisión conformada por Tomás Vera, Armando Ricarte, Raúl Díaz, Marcela Alaniz, Luis Brac, Mario Páez y Francisco Oliva realizaron actividades enmarcada en el Proyecto Nacional "Recursos genéticos animales", que entre sus acciones pretende caracterizar el "Germoplasma Regional" con el objetivo de contribuir al mantenimiento de la variabilidad genética de las majadas, a través de evaluaciones a poblaciones caprinas.

Cabe destacar que de estas actividades son responsables los integrantes del Equipo de Investigación Caprina de la EEA INTA La Rioja "Ingeniero Agrónomo Juan Carlos Vera".

El proyecto se ejecuta en majadas caprinas criollas y cruzas de Los Llanos y durante la semana pasada se concretaron las primeras visitas a corrales situados en ambientes pre cordilleranos.

Los investigadores informaron que "durante las dos últimas décadas, se realizaron numerosos trabajos de investigación sobre un biotipo de ganado caprino criollo diferente al de la región montañosa, de ahí la importancia de la experiencia desde el punto de vista técnico, no sólo por evaluar los animales de una región y ambiente de producción diferente, sino también por experimentar una realidad social asociada a estos sistemas".

El muestreo incluyó majadas de más de 1.000 cabezas a 3.000 metros sobre el nivel del mar, manejadas por personas con altos conocimientos y adaptación al medio de pastoreo, en algunos de los casos se trata de una sola persona que pasa su vida orientando sus cabras y ovejas en zonas de pastoreo de difícil acceso.

También, los técnicos de INTA recomendaron al intendente Ariel Oviedo y a su secretario de Ganadería, que en la oportunidad se encontraba acompañado por un equipo municipal desparasitando los animales de estos puestos; de la importancia de no incorporar reproductores de otras razas en estas majadas, sin evaluar previamente cuáles son los resultados buscados a través de este cruzamiento.

Además, de evitar que se pierdan parámetros de adaptación y producción característicos de estos animales y que garantizan la viabilidad y reproducción de estos en zonas tan difíciles como las del oeste riojano.

En este sentido se le informó a Oviedo, que desde el INTA se contactarían con la Estación Experimental del INTA Bariloche, para ver la posibilidad de evaluar la introducción de reproductores criollos mejorados, que reúnen características genéticas similares a las observadas y que ayudarían a mejorar y mantener las particularidades de las majadas visitadas que se crían en condiciones tan extremas.

Los investigadores planean intervenir con mayor frecuencia sobre la región, a los fines de avanzar hacia la conservación de un recurso genético de mucho valor para los productores de la región montañosa de La Rioja y para las generaciones futuras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *