12 de mayo de 2011 08:07 AM
Imprimir

Confirman que muerte de ganado se debió a problemas nutricionales

HONDURAS : Los análisis y hemogramas de laboratorio, practicados sobre muestras de Francisco Morazán y Olancho donde se registró muerte masiva de ganado, reflejan niveles de defensas abajo de lo normal, lo que indican una situación de inmunosupresión total de tipo crónico en los animales.

LA TRIBUNA publicó amplios reportajes sobre la terrible situación que enfrentan ganaderos de la aldea Agua Caliente, El Porvenir y en diferentes  zonas de Olancho, donde cientos de vacas, bueyes y hasta caballos han muerto de forma súbita,Tras las diferentes giras de campo en sitios de denuncia, se constató que los semovientes presentan anemia profunda y baja de defensa, característica a problemas nutricionales severos, de acuerdo al informe presentado ayer en el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa).La situación en la mayoría de los casos, se presenta durante el verano, en sectores con demasiada carga animal y sometidos a una carencia de alimentos en medio de sequía prolongada, desaparición de pastos y alimentación suplementaria adecuada.En su informe oficial el Senasa descartó problemas de tipo infeccioso y de acuerdo al estudio retrospectivo y prospectivo de la denuncia se confirmó una inapropiada suministración de sales minerales en forma preventiva.Tampoco contaban con abastecimiento constante de agua y los animales caminan distancias, situaciones que empeoran la condición corporal de los semovientes, debilitándolos, llegando a una postración y por último la muerte en un largo tiempo.Como resultado de las publicaciones,  las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), se comprometieron a apoyar a los pequeños y medianos ganaderos con proyectos de capacitación tecnológica en un intento de evitar, a futuro, la mortandad de vacas, bueyes y caballos.Aunque es cartera gubernamental carece del presupuesto adecuado para desarrollar programas completos de producción de pastos y captación de agua, sí pueden comenzar la capacitación en el manejo y crianza de ganado.En esa forma, pequeños y medianos productores de ganado se puede reducir la mortandad de bovinos y equinos que se registra cada año, sobre todo entre febrero y mayo, cuando la sequía asola amplias regiones de la geografía nacional.No obstante sugieren a los afectados que se organicen para ubicarlos y darles asistencia oportuna

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *