12 de mayo de 2011 11:22 AM
Imprimir

Gobierno volvió a dividir al campo

Una vez más, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, logró dividir a la Mesa de Enlace. Los dirigentes habían informado la semana pasada que participarían de Mercoláctea -muestra que se está llevando a cabo en San Francisco, Córdoba-, pero ayer el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, recibió un llamado de Domínguez, quien le solicitó asistir a la entidad para tratar temas de agenda pendientes, por lo que no viajó a Córdoba.

En la muestra láctea sólo participaron el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, y su par de Coninagro, Carlos Garetto. «El pedido de ir juntos a Mercoláctea fue hecho a la Mesa de Enlace por el propio Buzzi, pero se ve que el llamado estratégico del ministro pudo más», aseguró ayer a este diario un dirigente rural.

Problemáticas

Domínguez se reunió en la sede porteña de la Federación Agraria con Buzzi para abordar las problemáticas de las economías regionales, de los porcinicultores y el tema de las patentes de semillas.

Por la entidad estuvieron presentes miembros del Comité de Acción Gremial y 20 referentes de las economías regionales de Misiones, Formosa, Chaco, Entre Ríos, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Córdoba y Tucumán, mientras que el funcionario fue acompañado por los subsecretarios Lotti, Solís y Videla y el director Lebed. A lo largo de la reunión los dirigentes le entregaron un informe al ministro y realizaron una presentación de los problemas existentes en cada una de ellas (yerba mate, papa, hortalizas, algodón, frutas, olivos, vid, cítricos, cabras).

Los ruralistas coincidieron en reclamarle por las dificultades que encuentran ante la última resolución firmada referida a los trabajadores temporarios. En cada caso, además, le expusieron propuestas en todas las áreas, que fueron escuchadas y recogidas por Domínguez, según explicó un comunicado de la entidad.

Yerba

Respecto de la yerba mate, el funcionario sostuvo que se elaborará un padrón de productores para mejorar el precio que reciben vía subsidios y ambas partes se comprometieron para trabajar en modificar la ley que establece la composición del Instituto Nacional de Yerba Mate.

Con respecto al sector de vitivinicultura, el ministro indicó que arbitrará los medios para que la entidad pueda participar de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR). Además, desde el Gobierno se comprometieron a trabajar para ampliar el fondo compensador del algodón y coordinar la lucha contra el picudo, poner en marcha el plan estratégico olivícola, resolver los graves problemas que azotan las producciones de pera y manzana en la provincia de Río Negro e implementar un subsidio para investigar posibles mercados para productos derivados de la industrialización de la papa.

Trigo

Ambas partes también dialogaron sobre el conflicto del trigo. «Se le planteó a Domínguez la imperiosa necesidad de que se normalice la comercialización del cereal y se le pidió que desde el Estado se den señales ante la próxima campaña que se inicia. Esto porque en los últimos 60 días la situación de los productores se agravó, la comercialización se encuentra más frenada y en menos de un mes comienza la campaña», agregó el comunicado.

Por último, la entidad le entregó al ministro un documento en el que plantea su postura contraria al avance de Monsanto sobre los derechos de los productores, por el que la empresa busca que ellos firmen un acuerdo con cláusulas leoninas para el uso de las semillas BTRR2.

El funcionario, por su parte, informó que cree necesario seguir trabajando en la búsqueda de consensos y acuerdos para cambios en la ley de semillas y que, en principio, comparte la visión de la entidad en relación con el tema de las patentes de semillas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *