13 de mayo de 2011 00:42 AM
Imprimir

China levantó las restricciones y vuelve a comprar aceite de soja

El anuncio se lo habían reservado a Cristina Kirchner. Pero al final fue su canciller, Héctor Timerman, quien anoche, al abrir en el Palacio San Martín la cena de agasajo al ministro de Comercio chino, Chen Deming, informó la próxima compra por parte de China de 500.000 toneladas de aceite de soja argentino, informa Clarín.

Una noticia de gran impacto y que alimenta el proceso de distensión en las relaciones comerciales entre ambos países tras la veda de seis meses impuesta por Beijing a las importaciones del aceite nacional y que generó un déficit para el país en su balanza comercial con China de U$S 1.500 millones.

Desde Agricultura, el ministro Julián Dominguez le subió la apuesta al afirmar que las compras chinas ascenderán a 600.000 toneladas . Estricto como sus compatriotas a la economía de las palabras, temprano Chen había dicho que el aceite de soja argentina "estaba mejorando mucho la calidad", y que los importadores de su país tenían "interés" en el producto.

Igualmente, el anuncio de ayer tiene los tiempos chinos. Es fruto de al menos seis consultas bilaterales "amistosas" desde que en julio de 2010 la Presidenta se entrevistó con su colega Hu Jintao en Beijing. Se dice que desde octubre pasado a esta parte China importó unas 120.000 toneladas para el primer trimestre de 2011. Pero que se trataba más de remanentes y que el grueso de los embarques están parados. De allí se explica el déficit de 1.500 millones de dólares en la balanza de 13.500 millones.

Timerman hizo anoche un resumen de la reunión entre Chen y Cristina, que fue al final de una abultada agenda de actividades bilaterales. Allí acordaron las cifras y también – dijo el Canciller sin dar más detalles – se habló de la próxima flexibilización por parte de China al ingreso de productos argentinos . Imposible, claro, de comparar con lo que llega al país desde el gigante asiático, pero que Argentina busca fomentar. Se sabe que ante los casi 80 empresarios de las empresas chinas que llegaron con la delegación oficial de Chen, y que participaron de una ronda comercial con 600 empresarios locales, los argentinos se esforzaron por mostrar su capacidad para venderles productos con valor agregado. De eso también habló Cristina con Chen, quien a su vez le manifestó el rechazo de su país a las medidas anti dumping que ha aplicado la Argentina a productos chinos tras la crisis internacional de 2008. Timerman también hizo una mención, aunque escueta a las "posibles" medidas que tomaría la Argentina para resolver los reclamos de China contra las restricciones a sus productos.

Con todo, se sabe que los chinos han priorizado su fuerte jugada inversionista en la región. Como recordaba ayer el director de la Cámara de Comercio Argentino-China y Asia Pacífico, Ernesto Fernández Taboada, en su próximo plan quinquenal elaborado por los chinos, figura América Latina como una prioridad, con foco en Brasil y Argentina . El año pasado de hecho, hicieron una fuerte apuesta en energía y los ferrocarriles son su apuesta futura. Ayer, el presidente de la Cámara, Carlos Spadone, abrió el seminario con foco en lo comercial que se hizo en el hotel Sheraton (ver "Masiva rueda..

"). Entre los 600 argentinos que asistieron se habló con los casi 80 ejecutivos de las empresas líderes chinas que viajaron con Chen, de minería, infraestructura, energía solar y eólica. Había representantes de varias provincias con visible ansiedad, entre ellos de Mendoza y Santa Cruz.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *