11 de diciembre de 2009 06:45 AM
Imprimir

Voliam Targo, el nuevo insecticida para soja

Con amplio espectro de control sobre orugas, arañuelas y trips, que combina poder de volteo y acción prolongada, con un perfil toxicológico sobresaliente, el nuevo insecticida fue presentado ante productores en Rosario y Córdoba.

Voliam Targo, el nuevo insecticida de Syngenta que representa un nuevo salto tecnológico, principalmente enfocado a controlar trips y arañuelas, dos plagas que son cada vez más preponderantes en el cultivo de soja. Además Voliam Targo controla de manera efectiva el complejo de orugas defoliadoras, lo cual lo convierte en un insecticida de amplio espectro.

Otra de las características salientes de este producto, ya probado en frutales, es su residualidad superior, lo cual permite que se sostenga el efecto del producto más de 20 días después de la pulverización, en virtud de la mezcla de principios activos que tiene en su formulación.

“La residualidad es particularmente necesaria para el control de trips y arañuelas, porque se trata de plagas que tienen nacimientos permanentes con un crecimiento exponencial en pocos días. Por eso, mientras que el efecto de otros productos hoy disponibles en el mercado declina tres días después de la pulverización, con Voliam Targo se evita la reiteración de aplicaciones, ya que el cultivo quedará protegido hasta el día 20 DDA”, explicó el Ing. Matías Balsa, gerente de insecticidas de Syngenta.

Momento de aplicación:

El momento de aplicación ideal depende del nivel de daño. “Los trips y las arañuelas no producen defoliación, no comen hojas como las orugas, pero si no se controlan provocan la senescencia anticipada de las hojas y aceleran la madurez del cultivo, condicionando el rendimiento a cosecha. Eso hace que el lote se vea amarillento antes de tiempo”, explicó Daniel Ferreras, responsable de Desarrollo de Insecticidas en Syngenta.

Respecto de los umbrales de daño a tener en cuenta, indicaron que “si bien el mayor impacto dañino se produce en los estados reproductivos de la soja, hay que llegar con el lote limpio a ese momento”. En caso de tiempos secos y/o presencia temprana de la plaga, es preferible no esperar a la etapa reproductiva del cultivo.

Como criterio general, se recomienda aplicar al comienzo del ataque, que en el caso de las orugas equivale a la presencia de 10 larvas por metro lineal y en el caso de las arañuelas y trips es cuando se observan 5 ninfas por hoja trifoliada y si la incidencia no supera 40-50% de hojas con presencia de la plaga en el lote.

La dosis recomendada es de 70 a 100 cc/ha. En el caso de las orugas se debe recurrir a la dosis mayor si existe alta presión o riesgo de reinfestación. Para trips y arañuelas, hay que aplicar con 500 cc/ha de aceite mineral agrícola.

Destacó Ferreras que “Voliam Targo es un insecticida de última generación, signado por la muy buena eficiencia que ofrece con baja cantidad de ingrediente activo. Esto también tiene que ver con su alta selectividad en benéficos en combinación con un perfil toxicológico superior”.

Con este lanzamiento, Syngenta continúa en la senda pionera sobre tecnologías nuevas en insecticidas para soja, que inició en 2005 con la presentación de Engeo y Curyom, dos productos que representaron nuevas herramientas y un salto cualitativo en el control de orugas defoliadoras, chinches, trips y tucuras.

Balsa consignó que “en los últimos 4 años ha crecido el nivel de adopción de tecnología, con una creciente valoración de la residualidad y el espectro de control por parte de los productores”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *