17 de mayo de 2011 10:51 AM
Imprimir

La jatrofa, el arbusto de moda para producir biocombustible

Como la higuera de Juana de Ibarbourou, la jatrofa es áspera y fea y todas sus ramas son grises. Pero, de repente, este arbusto de las zonas áridas se puso de moda en el mundo y comenzó a marcar época desde que se descubrió su potencia para la elaboración de biocombustible . La planta vive y produce con lluvias de hasta 300 milímetros por año.Otra ventaja: no sufre el ataque de plagas.

Como el maíz, la jatrofa es originaria de América y contemporánea a otros cultivos. La diferencia es que la jatrofa no se utiliza como alimento humano ni animal y así evita la feroz competencia por los precios, cuyas consecuencias aún son difíciles de calibrar.

Por cierto, los primeros en detectar sus virtudes fueron las propias automotrices, y entre ellas Chrysler que contrató a Klaus Becker para que estudiara la especie durante los últimos 15 años. El laboratorio Bayer se asoció con una inversión multimillonaria al proyecto. En Israel las firmas Galtem y Netafim están sembrando jatrofa con la esperanza de quebrar la hegemonía del petróleo.

Algunas compañías de la industria aeronáutica como Air France, Japan Airlines y Virgin vuelan sus jets con biocombustible basados en la jatrofa. Y antes del fatídico derrame en el Golfo de México, British Petroleum fue pionera en la producción de biodiesel con la jatrofa. Arrancaron con una siembra de 250.000 hectáreas en Sudáfrica, India, y Centro América.

El gobierno mexicano decidió plantar 100.000 hectáreas de la especie y la petrolera china CNOOC instaló una planta en la provincia de Hainan para biodiesel de jatrofa. Los coreanos la cultivan a gran escala en Filipinas y los indios anunciaron que tendrán millones de hectáreas sembradas en 2012.

En la Argentina hace rato que el INTA realiza pruebas y ya se siembra en Santiago del Estero, Salta y San Juan . La novedad son los fondos de inversión que asoman en la actividad, como Fiducia Capital que se asoció a The Cleanenergy Group para emprendimientos.

Semilla

Nativa de América Central, la jatrofa fue llevada a Asia y a África por comerciantes portugueses, como planta para hacer cercos.

Las semillas contienen un aceite no comestible que se puede puede transformar en biodiésel.

Del peso total de la semilla de jatrofa el 37 por ciento es aceite, por tanto, se calcula que 3.000 kilos de semillas darán un total de 1.000 kilos de aceite.

En España e Italia se comercializó el aceite de jatrofa a 400 euros la tonelada. Pero aún no hay en el mundo un mercado definido, ni un precio establecido para la jatrofa y sus derivados, así que su comercialización se realiza mediante arreglos de palabra.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *