18 de mayo de 2011 00:09 AM
Imprimir

Alimentos, principal presión inflacionaria para el futuro

MEXICO ha tenido un resultado sobresaliente en sus últimas lecturas de inflación, pues el comportamiento de los precios ha sido excepcional en comparación con otras economías de América Latina

Sin embargo, los volátiles precios de los productos agrícolas y los crecientes precios de los alimentos procesados continúan siendo un riesgo inflacionario para el futuro.En un reporte especial, Bank of America explica que luego de un ruidoso comienzo en enero, el componente no subyacente permitió un descenso sustancial de la inflación anual en el primer trimestre, llevando a la inflación general a la baja hacia el centro de la meta del Banco de México (Banxico) -3 por ciento- en marzo, pero el escenario no está libre de riesgos, advierte.La firma destaca que en el primer reporte inflacionario trimestral de 2011, el Banxico continuó reconociendo que el alza de los precios internacionales de commodities podría impactar a los precios domésticos.Esto, dice, ha sido cierto, por lo menos en el caso de los commodities perecederos como el maíz y el trigo."La reciente tendencia alcista de los precios de la tortilla refleja parcialmente el comportamiento de los futuros del maíz. Se han comenzado a sentir los efectos de la helada que impactó a la agricultura del estado de Sinaloa a principios de año."De acuerdo con la firma, aunque la helada de febrero ocurrió durante una etapa temprana del ciclo agrícola, y la resiembra se realizó relativamente rápido, se esperaba que las presiones sobre los precios de productos agrícolas se comenzaran a sentir en algún momento cercano a la cosecha.Por esto, no sorprende que actualmente la tortilla de maíz y los jitomates sean dos de los principales contribuyentes a la inflación. Bank of America destaca que considerando los componentes alimenticios del INPC, los precios de algunos alimentos procesados y de algunos productos agrícolas comienzan a calentarse.Por ejemplo, el grupo que incluye al pan, la tortilla y los cereales -que representa 3.7 por ciento del INPC- ha conservado una tendencia al alza desde junio del año pasado. Al tiempo, la tortilla -1.59 por ciento del INPC- y los productos del maíz -0.17 por ciento- han contribuido, en promedio, con 16 puntos base mensuales a la inflación anual en lo que va del año."Aún esperamos algunos movimientos deflacionarios en mayo y junio, producto de efectos de temporada. No obstante, consideramos que hay pocas probabilidades de que los volátiles precios agrícolas igualen a la caída registrada en el segundo trimestre 2010.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *