20 de mayo de 2011 15:06 PM
Imprimir

El Ministro francés amenaza con prohibir la trituración de la paja y su incorporación al suelo

La sequía en Francia, con 33 departamentos con restricciones de agua, está colocando en una situación crítica a los productores agrarios. Los agricultores verán mermadas sus cosechas en el momento de la recolección, pero son ahora los ganaderos los que se enfrentan con el problema inmediato de no poder alimentar a su ganado por falta de pastos.

Por este motivo, el Ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire ha apelado a la solidaridad entre agricultores y ganaderos para que los primeros vendan la paja a los ganaderos tras la recolección del grano, en lugar de triturarla e incorporarla en el suelo. Este año se estima que se producirá solo las dos terceras partes de lo que se venía produciendo de paja en un año normal.El Ministro ha amenazado con que si en el plazo de 15 días no se observa “el nivel de solidaridad esperado por la administración” (aunque no ha concretado cual sería ese nivel), su Ministerio sacaría una normativa para prohibir que la paja se pueda triturar e incorporar al suelo, y de esta forma fomentar las ventas de paja.Una prefectura francesa ya ha llevado a la práctica la amenaza de Le Maire. Ha tomado la iniciativa y ha prohibido la trituración de la paja hasta el 15 de septiembre, si bien la medida podría ser revisada si lloviera.La interprofesión francesa de la paja y los forrajes (Bureau commun des pailles et fourrages- BCPF), que agrupa a cerealistas, comerciantes y ganaderos, está promoviendo que se agilicen los contratos de compra-venta de paja, para los que ya ha realizado un modelo de contrato y determinado un precio indicativo de 25 €/ha. A pesar de esta referencia establecida por la interprofesión ya han empezado a surgir especuladores que piden por encima de 40 €/ha.www.leparisien.fr

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *