21 de mayo de 2011 07:18 AM
Imprimir

Destacan las oportunidades del maíz argentino

Expertos locales y extranjeros reclamaron una política que favorezca al cultivo.

Con un excelente nivel de rendimiento y tecnología aplicada, el maíz argentino sigue teniendo grandes oportunidades. Esa al menos fue la opinión unánime de los especialistas argentinos y extranjeros invitados al Congreso Maizar 2011, realizado esta semana. Y todos coincidieron en reclamar al Gobierno que cese la intervención al cultivo, para posibilitar su crecimiento."Si hoy tuviéramos el mercado abierto y transparente, el maíz le ganaría a la soja en márgenes de rentabilidad por lejos en la mayoría de las zonas agrícolas. O sea que sin intervención estaríamos en la "maización" de la Argentina, en vez de la sojización", explicó el presidente de Maizar, Santiago del Solar."El maíz representa una posibilidad de desarrollo enorme que hay que aprovechar, pero necesitamos exportaciones abiertas y el fin de las distorsiones. El Gobierno no tiene que preocuparse, si se libera el mercado no va a faltar maíz", pidió Del Solar, y recordó que hoy el productor recibe un precio hasta 40 dólares inferior al FAS teórico por su grano.Por su lado Alberto Morelli, vicepresidente de Maizar y presidente del congreso, señaló que una política favorable al cultivo "no sólo es una oportunidad para el productor o para la cadena de maíz. Es más riqueza, más empleo federal, en definitiva, una oportunidad para todos los ciudadanos".El pedido de las autoridades de Maizar de que se abran los mercados fue repetido por la mayoría de los disertantes y también apoyado por los presidentes de las Bolsas de Cereales de Buenos Aires y Rosario, que expresaron su preocupación por la falta de transparencia en la comercialización."Hoy el único mercado que funciona en la Argentina es la soja, que es el que no está intervenido. El único producto donde el productor recibe lo que corresponde y a veces más. Con el trigo y el maíz eso lamentablemente no pasa", destacó el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Cristián Amuchástegui."Hoy ya ni siquiera hablamos de quitar las retenciones, que nos preocuparon siempre, sino de eliminar las distorsiones. Esa es la prioridad", explicó Ernesto Crinigan, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.Los disertantes extranjeros, entre los que se encontraban los ex ministros de Agricultura de Chile Jaime Campos, de Brasil Roberto Rodrigues y de Uruguay Ernesto Agazzi, también elogiaron el potencial del maíz y de la agricultura argentina, y destacaron el papel del Estado en la promoción de la actividad."El Estado debe generar un puente de intercambio, buscar consensos, y también debe buscar oportunidades de negocio", dijo Agazzi.Rodrigues, por su lado, dijo que el mundo tiene grandes expectativas en la región y exhortó a que los países del Mercosur desarrollen una estrategia conjunta para llegar a los mercados internacionales."No estamos trabajando juntos, jamás lo hemos hecho. Es fundamental que tengamos un bloque político, pero también comercial", dijo.Responsabilidades Por otro lado, en una de las charlas más comentadas del congreso, el analista Carlos Etchepare dijo que la responsabilidad de la fuerte intervención que afecta el maíz y el trigo no sólo es del Gobierno."Acá hay sectores a los que les convino que se pisen los precios de los granos para comprar barato, y otros sectores que no supieron involucrarse como debían para frenar esta política -dijo Etchepare-. El sector privado tuvo una fuerte falla en no poder frenar los avances intervencionistas oficiales."Seguidamente, Etchepare dijo envidiar a los países vecinos por haber tenido ministros como Rodrigues y Agazzi."Yo envidio a los que tuvieron esos ministros, a los países que tienen un gabinete productivo. El gabinete productivo de la Argentina es la nueva Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (Ucesci), que no quiere que exportemos ni que aumentemos la producción", dijoEn este contexto, destacó Etchepare, "al menos los precios internacionales son fabulosos y nos permiten disimular los inconvenientes que subyacen a esta política".Mercedes Colombres

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *